Pseudo-Idolatría. Amores desordenados

 

depositphotos_14485773-stock-video-crosses-in-snow-zoom-out

 

Llevo tiempo pensando , ante ciertas actitudes y tendencias de personas a mi alrededor , porqué son incapaces de aceptar la realidad que vive la Iglesia. Una realidad de apostasía, de indiferentismo etc… He intentado encontrar alguna razón que explique esta actitud y aunque puede haber múltiples, creo que una de ellas puede ser el culto a la persona.

Es verdad, que hay muchos católicos que no se enteran de la situación de la Iglesia, que viven totalmente absortos en sus quehaceres diarios y que para ellos lo que ocurra en la Iglesia se queda para los curas. Por supuesto no me estoy refiriendo a ellos. Más bien tengo en mente, personas que se consideran a sí mismas comprometidas con los “negocios” espirituales , pero que se niegan a ahondar en la profunda crisis que padece la Iglesia.

Como decía al principio y como muchas veces he explicado en este blog, una de las razones de esta ceguera, es la actitud sectaria que padecen y que no es otra sino el culto a la persona. Es en estos ambientes donde se fomenta la papolatría .

Esa admiración llega a niveles desordenados, pudiendo llegar a convertirse en una especie de pseudo-idolatría que hace al admirador reaccionar de manera agresiva ante cualquiera que haga una crítica, aunque sea constructiva de la persona admirada. La persona que hizo la crítica es demonizada como alguien que “ataca” al líder y se abalanzan al linchamiento.(1)

 

Esta actitud de idolatría la he visto en muchas personas que viven un amor desordenado hacia líderes o instituciones. Creo que también puede ser una de las razones por las que desde fuera pueden ser vistas como sectarias. Hace tiempo leí un artículo de la página 1P5 sobre la institución de los legionarios de Cristo y toda la problemática que han arrastrado y creo que es importante para un católico estar siempre alerta purificando nuestros amores terrenos. Uno sólo, debe ser motor de nuestras obras y pensamientos. Cristo  (y su Iglesia por supuesto). Todo lo demás debemos verlo como medios para llegar a… Medios que debemos estar dispuestos a sacrificar en todo momento.

No creo que haga bien ni a la fe, ni a la Iglesia esas actitudes sectarias, de amores desordenados a líderes e instituciones.

Tampoco es casualidad ver en estas personas e instituciones, rasgos de voluntarismo semipelagiano. Para ellos el espíritu martirial es inimaginable porque consideran que sus instrumentos para llegar al fin , no se pueden sacrificar. Por eso nunca combatirán en el circo del martirio. Siempre dialogarán. Hemos visto esta actitud en muchos colegios católicos que se han doblegado ante todas las infiltraciones de los gobiernos en la educación. Se han doblegado a la educación para la ciudadanía, se han doblegado en los temarios de la clase de religión y ahora se doblegarán con el programa de la ideología de género.

Uno sólo es nuestro maestro. La espiritualidad católica y nuestros grandes místicos, San Juan de la Cruz y Santa Teresa pueden ayudarnos a avanzar o incluso a ponernos en marcha en este camino espiritual que tiene un sola meta; El Cielo y la unión y participación en la naturaleza divina.

 

(1)http://www.infocatolica.com/blog/apologeticamundo.php/1908180221-dile-no-al-culto-a-la-persona-1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s