No se edificará la ciudad de modo distinto de como Dios la edificó. San Pio X

pio x

 

 

La Aso­cia­ción Ca­tó­li­ca de Pro­pa­gan­dis­tas (ACdP) y la Fun­da­ción Cul­tu­ral Ángel Herre­ra Oria celebraron este viernes un acto con mo­ti­vo del 40 aniver­sa­rio de los acuer­dos Igle­sia-Es­ta­do que el Go­bierno de Es­pa­ña y la San­ta Sede fir­ma­ron el 3 de enero de 1979.

Mons. Fratini:Nuncio de su Santidad en España ha ase­gu­ra­do  que «la Igle­sia desea desa­rro­llar­se li­bre­men­te al ser­vi­cio de to­dos, bajo cual­quier ré­gi­men po­lí­ti­co que re­co­noz­ca los de­re­chos fun­da­men­ta­les de la per­so­na y de la fa­mi­lia en los im­pe­ra­ti­vos del bien co­mún».

 

Decía San Pío X en Notre charge apostolique :

 

11. Dios y la Iglesia pusieron los cimientos de la sociedad; los católicos deben restaurarlos sin cesar.

11
No, Venerables Hermanos -preciso es reconocerlo enérgicamente en estos tiempos de anarquía social e intelectual en que todos sientan plaza de doctores y legisladores-, no se edificara la ciudad de modo distinto de como Dios la edificó; no se edificara la ciudad si la Iglesia no pone los cimientos y dirige los trabajos; no, la civilización no esta por inventar ni la “ciudad” nueva por edificarse en las nubes. Ha existido y existe; es la civilización cristiana, es la “ciudad” católica. No se trata mas que de establecerla y restaurarla sin cesar sobre sus fundamentos naturales y divinos contra los ataques, siempre renovados, de la utopía malsana, de la rebeldía y de la impiedad: Omnia instaurare in Christo (Ep 1,10 (restaurarlo todo en Cristo”))

Notas del blog:

 

Dice Miguel Ayuso que” la Iglesia no puede (sin traicionar su misión) dejar de afirmar que hay una ley moral natural, que Ella custodia, y a la que los poderes públicos deben someterse” .

Hoy ya la Iglesia parece que cambia el discurso y en lugar de ser sal y luz , ya no pide  sometimiento a la ley moral custodiada por ella. Acomplejada pide permiso para estar en el mundo y en la sociedad sin molestar demasiado.

Dejando a un lado el confuso concepto de derechos fundamentales que el personalismo ha deteriorado y que como explica Juan Manuel de Prada ” Las declaraciones de derechos humanos nacieron emboscadas detrás de una vaga ética cristiana que las hacía aparentemente compatibles con la doctrina de la Iglesia. Pero aquella «compatibilidad» era una añagaza; desde que tales declaraciones fueran formuladas hasta hoy, los derechos humanos han sido mil veces redefinidos y reinterpretados, como inevitablemente ocurre cuando se afirma que la verdad y el bien pueden cambiar a capricho “ , un católico echa de menos un discurso  que afirme la doctrina tradicional de la Iglesia en materia política y social  y podemos preguntarnos si alguno de nuestros eclesiásticos cree ya en ella.

Habrá que preguntarle a Mons. Fratini que entiende él por derechos fundamentales…

La doctrina sobre el orden social cristiano ha sido sustituida por el de una Iglesia libre en un estado libre con lo que todo esto significa, y de esto sólo podemos dar las gracias a los vientos postconciliares y a todos aquellos que los estaban esperando.

Ya he hablado muchas veces  que la doctrina bimilenaria de la Iglesia no ha sido Francisco quien empezó a demolerla, la cosa viene de muy atrás y tiene nombres propios…

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=34849

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s