Acerca del artículo de Mons. Schneider y la herejía en un Papa.

mgr_schneider

Un artículo de Luis Fernando Pérez Bustamante: “Acerca del artículo de Monseñor Schneider y la herejía en un Papa”

Acerca del artículo de Mons. Schneider y la herejía en un Papa

Mons. Athanasius Schneider, obispo auxiliar de la archidiósis de Santa María en Astana (Kazajistán), ha publicado un artículo ensayo titulado “Sobre la cuestión de un Papa herético”.

Básicamente su tesis se puede resumir así:

  • Puede darse el caso de que un Papa incurra en herejía. Ha ocurrido a lo largo de la historia y puede volver a ocurrir.
  • No ha habido ningún Papa depuesto por herejía. En el caso de Honorio la condena llegó después de muerto. En el caso de Juan XXII, el Pontífice se desdijo de su error antes de morir.
  • Un Papa no deja de ser Papa aunque sea hereje. Tal hecho es una cruz que debe soportar la Iglesia a la espera de que el Señor actúe
  • Deponer a un Papa por herejía provocaría un cisma. Es evidente que habría cardenales y obispos que no aceptarían tal hecho.
  • Se puede, e incluso debe, corregir a un Papa que ha incurrido en error doctrinal. El ejemplo de Juan XXII es palmario.

Ni que decir tiene que las tesis de Mons. Schneider no deben ser consideradas como doctrina católica asentada, pero tampoco son, en principio, contrarias a la fe. Mi opinión personal, que no vale gran cosa pero no tengo otra, es que acierta de pleno en todo lo que indica. O sea, que puede haber papas herejes -no sería la primera vez-, que no dejan de ser Papas por ser herejes, que no se les debe deponer -además seguramente no se pueda- y que lo mejor es, en caso de padecer uno así, dejar que el Señor decida cómo solucionar el problema. Sea en vida del pontífice, sea tras su muerte, con una futura condena de otro Papa o un concilio ecuménico ratificado por el que sea entonces Papa reinante.

Mons. Athanasius Schneider no se dedica solo a teorizar en su artículo. Pasa a la práctica. ¿Cómo? Señalando tres puntos en los que las afirmaciones del pontífice pueden entenderse de forma contraria a la fe:

– Comunión de quienes viven pertinazmente en adulterio.

– Pena de muerte.

– Firma de un documento que afirma que la diversidad de religiones es voluntad divina como lo es la diversidad de razas.

Así lo explica el prelado kazajo:

Un cambio teológicamente revolucionario fue hecho por el Papa Francisco en cuanto el aprobó la práctica de algunas iglesias locales de admitir a la Sagrada Comunión en casos excepcionales e particulares a los adúlteros sexualmente activos (que cohabitan en las llamadas «uniones irregulares»). Incluso si estas normas locales no representan una norma general en la Iglesia, significan, sin embargo, una negación en la práctica de la verdad de la indisolubilidad absoluta del matrimonio sacramental rato y consumado. Otra modificación radical en cuestiones doctrinales consiste en el cambio de la doctrina bíblica y de la doctrina tradicional bimilenaria en relación con el principio de la legitimidad de la pena de muerte. El siguiente cambio doctrinal representa la aprobación del Papa Francisco de la frase en el documento interreligioso de Abu Dhabi del 4 de febrero de 2019, que establece que, la diversidad de los sexos, de las naciones y de las religiones corresponden a la sabia voluntad de Dios. Esta formulación como tal necesita una corrección papal oficial; de lo contrario, constituiría una evidente, contradicción del Primer Mandamiento del Decálogo y de la enseñanza inequívoca y explícita de Nuestro Señor Jesucristo, contradiciendo por lo tanto la Revelación Divina.

Como ven ustedes, D. Athanasius no se anda por las ramas. Señala tres aspectos en los que, a su juicio, el Papa ha dado lugar a cambios “revolucionarios” en la doctrina: la indisolubilidad matrimonial, la pena de muerte (que no es dogma, pero sí forma parte del depósito de la fe) y el primer mandamiento

Hasta donde yo sé, es la primera vez que un obispo hace algo así durante este pontificado.

Es, de facto, una corrección formal a Francisco realizada por un obispo en comunión con Roma.

Yo solo he escrito sobre uno de los tres puntos que cuestiona Mons. Schneider, pero coincido con él en los otros dos, que además se han tratado en varios artículos de InfoCatólica. Y coincido también con él en lo que cabe hacer, además de señalar sus errores. Esto:

Cuando un Papa está propagando errores o incluso herejías, está en cadenas espirituales o en una prisión espiritual. Por lo tanto, toda la Iglesia debe orar sin cesar por su liberación de esta prisión espiritual.

Sálvanos, Señor, que perecemos (Mat 8,5)

Luis Fernando Pérez Bustamante

https://marchandoreligion.es/2019/03/monsenor-schenider-y-la-herejia/?fbclid=IwAR2XBWX_mAcJGx9vtgzWl05K0uWt3Yy7layIcLATtuC0S1BHpkcmx83w8ew

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s