“No es la Iglesia de Francisco, es la Iglesia de Jesucristo” James Grein, víctima de abusos.

james grein

 

 

A principios de esta semana, en Baltimore, James Grein, anteriormente conocido solo como “James” en los informes de los medios , dio un poderoso testimonio a una audiencia en el mitin de “Silence Stops Now”. Fue presentado por Michael Voris de Church Militant.

 Grein dice que fue abusado por McCarrick durante 18 años.

 “Nuestros obispos deben saber que la plantilla está lista”, dijo Grein. Necesitamos acciones que garanticen que este problema se abordará y abordará de manera justa.  Esto solo puede suceder si hay una transparencia completa y si los obispos actúan como verdaderos administradores de la Iglesia de Cristo. La ley de Jesús es mucho más alta que los secretos pontificales “.

“No es la Iglesia de Francis”, continuó Grein, deteniéndose para mirar a la audiencia. “Es la iglesia de Jesucristo”.

Ante esta afirmación, la multitud estalló en fuertes aplausos y vítores espontáneos, que se transformaron en una ovación sostenida, lo que llevó a Grein a lágrimas evidentes.

“Es hora de que la Iglesia hable”, dijo. “There’s too much silence. “Hay demasiado silencio. Pero el silencio ya no nos engañará para olvidar o ignorar este escándalo “.

https://translate.google.es/translate?hl=es&sl=en&u=https://onepeterfive.com/&prev=search

 

Como díce Luis Fernando en su blog:

Lo más grave es la creciente sensación entre buena parte de los fieles de EE.UU de que ni Roma ni sus obispos saben qué hacer ante el monumental escándalo de los abusos y su encubrimiento. O peor aún, que saben lo que tienen que hacer pero prefieren dejar pasar meses y meses antes de hacerlo, si es que llegan a hacerlo. Y esa sensación no solo se extiende entre los fieles seglares. También entre muchos buenos sacerdotes que, no lo olvidemos, son víctimas muy directas de un descrédito del sacerdocio del que ellos no tienen culpa alguna.

Este es un ejemplo de cura joven de EE.UU que anda al borde de la desesperación y que incluso admite que sabe que se juega su puesto por decir lo que piensa:

 

 

Un comentario

  1. Por Dios!
    Son tantos lo buenos sacerdotes que sufren . La gente dañada que está dispuesta a perdonar.
    También hay un testimonio de don J. Romero sobre un sacerdote muriéndose de SIDA, en silencio, sin arrepentirse, porque nadie lo había amonestado, nadie había tenido la Caridad de hacerle ver la Verdad, gracias a Dios terminó arrepintiéndose.
    Habrá que darle no más, como los profetas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s