El imperio de Cristo se extiende no sólo sobre los pueblos católicos(…) sino que comprende también a cuantos no participan de la fe cristiana, de suerte que bajo la potestad de Jesús se halla todo el género humano. León XIII

cxristeros

 

Seguimos con el liberalismo católico fuente de muchos de los males que padece la Iglesia.

Hace días hablando con un grupo de personas, pude constatar hasta qué punto se habían ido oscureciendo y ocultando tantas verdades de fe que nuestros antepasados defendieron hasta dar la vida por ellas. Empezamos hablando por los matrimonios civiles y todas esta personas defendían entre bautizados, que dado que en el matrimonio los ministros son los contrayentes, que no necesitan casarse por la Iglesia, que por lo civil es válido ya que ellos han dado su consentimiento.  Debo decir que esta “tesis” la defendían la mayoría de los que allí estábamos. Seguimos con temas sociales y para mi sorpresa nadie creía en el Reinado Social de Cristo tal cual lo había proclamado la Iglesia en su encíclica Quanta Primas:

Ha sido costumbre muy general y antigua llamar Rey a Jesucristo, en sentido metafórico, a causa del supremo grado de excelencia que posee y que le encumbra entre todas las cosas creadas. (…) Mas, entrando ahora de lleno en el asunto, es evidente que también en sentido propio y estricto le pertenece a Jesucristo como hombre el título y la potestad de Rey; pues sólo en cuanto hombre se dice de El que recibió del Padre la potestad, el honor y el reino; porque como Verbo de Dios, cuya sustancia es idéntica a la del Padre, no puede menos de tener común con él lo que es propio de la divinidad y, por tanto, poseer también como el Padre el mismo imperio supremo y absolutísimo sobre todas las criaturas.(…)

 En el Antiguo Testamento

Que Cristo es Rey, lo dicen a cada paso las Sagradas Escrituras.

 En el Nuevo Testamento

Por otra parte, esta misma doctrina sobre Cristo Rey que hemos entresacado de los libros del Antiguo Testamento, tan lejos está de faltar en los del Nuevo que, por lo contrario, se halla magnífica y luminosamente confirmada.

 CAMPO DE LA REALEZA DE CRISTO

 a)En Lo espiritual(…)

b) En lo temporal

Por otra parte, erraría gravemente el que negase a Cristo-Hombre el poder sobre todas las cosas humanas y temporales, puesto que el Padre le confirió un derecho absolutísimo sobre las cosas creadas, de tal suerte que todas están sometidas a su arbitrio. Sin embargo de ello, mientras vivió sobre la tierra se abstuvo enteramente de ejercitar este poder, y así como entonces despreció la posesión y el cuidado de las cosas humanas, así también permitió, y sigue permitiendo, que los poseedores de ellas las utilicen.

Acerca de lo cual dice bien aquella frase: No quita los reinos mortales el que da los celestiales[27]. Por tanto, a todos los hombres se extiende el dominio de nuestro Redentor, como lo afirman estas palabras de nuestro predecesor, de feliz memoria, León XIII, las cuales hacemos con gusto nuestras: El imperio de Cristo se extiende no sólo sobre los pueblos católicos y sobre aquellos que habiendo recibido el bautismo pertenecen de derecho a la Iglesia, aunque el error los tenga extraviados o el cisma los separe de la caridad, sino que comprende también a cuantos no participan de la fe cristiana, de suerte que bajo la potestad de Jesús se halla todo el género humano[28].

c) En los individuos y en la sociedad

El es, en efecto, la fuente del bien público y privado. Fuera de El no hay que buscar la salvación en ningún otro; pues no se ha dado a los hombres otro nombre debajo del cielo por el cual debamos salvarnos[29].

El es sólo quien da la prosperidad y la felicidad verdadera, así a los individuos como a las naciones: porque la felicidad de la nación no procede de distinta fuente que la felicidad de los ciudadanos, pues la nación no es otra cosa que el conjunto concorde de ciudadanos[30].

 

 

Este reinado social de Cristo es ignorado por no pocos católicos , muchos de los cuales te dan lecciones de su mentalidad laical, confundiendo mentalidad laical con arrebatar a Cristo su derecho al reinado en lo público, en las instituciones y en los estados. Así nunca verán que la raíz de los males de nuestra sociedad no está en que unos políticos sean más o menos tolerantes con el aborto y con la ideología de género, sino en que esos políticos han apostatado y han arrebatado el reinado social de Cristo, escudados en que ahora vivimos en paz. En la paz en la que millones de niños son abortados, pero no importa mientras no oigamos las bombas explotar , ni afecte a nuestra perfecta vida de católicos anestesiados.

No pocos católicos (también sacerdotes) desprecian de clericales a quien defienden esta doctrina. Creen que la pueden reinterpretar apoyados en los nuevos tiempos y en las nuevas corrientes de la modernidad.

Es esta una de las razones por la que los católicos viven acomplejados, se les ha arrebatado su derecho a proclamar a Cristo Rey y no les ha importado.

Podríamos entrar también en el concepto de considerar la religión católica como la única religión con derecho a ser tenida como la única Religión de Estado y esta afirmación contenida en el Syllabus es negada, ocultada y considerada superada por la mayoría de las personas que conozco. Estas personas “perfectos liberales católicos” se escudan en su mentalidad laical, se escudan en nuevos conceptos de libertad, se escudan en nuevas proclamas superadas para negar esta Verdad proclamada siempre por la Iglesia. ¿No se dan cuenta que negarla lleva al indiferentismo religioso? Si bajo el velo de la tolerancia defiendes que el Estado no debe defender la única Religión Verdadera o es que no crees que sea la verdadera o es que no te importa en lo que creen los demás. Luego nos rasgaremos las vestiduras por el indiferentismo religioso, por la apostasía generalizada, porque se aprueban leyes aberrantes y luego machacaremos a la gente con que hay que apostolar y llevarlas a Dios. Pero Dios Mío ¿ qué clase de incoherencia vivimos? Si le arrebatas a Cristo el derecho a reinar en las naciones, cómo va a reinar en los corazones. ¿O es que acaso no es la historia del pueblo de Israel una continua presencia del brazo de Yahve que guía a su pueblo?

Podríamos seguir hablando , aunque ya hablé hace días sobre el tema de la armoniosa unión Iglesia- Estado y que hoy todo católico liberal que se precie lo llama separación a lo que la Iglesia siempre ha defendido y comparado con la unión del alma y cuerpo.

Podríamos hablar también del liberalismo económico que por supuesto no se salva de esta condena.

Hoy, un ejército de liberales católicos reclama la nueva doctrina social adaptada a los tiempos, hoy un ejército de liberales católicos conducido por generales también liberales defienden lo que siempre ha condenado la Iglesia. Por supuesto no lo hacen abiertamente. Para eso está la “reinterpretación” , los juegos de palabras, el sí pero no, el lenguaje teológico en el que te dicen que no es tan sencillo. Hoy en la mente del católico se le ha martilleado con que todo cambia.

¿Cree alguien de verdad que se puede construir algo sobre las arenas de un cristianismo adulterado?

Hoy podemos decir con seguridad que el catolicismo liberal es parte del problema y de la raíz de la grave crisis que padecemos.

¿Tendremos que llegar a saludarnos con un Viva Cristo Rey para saber quién estará dispuesto a creer todo lo que la Iglesia lleva reafirmando durante siglos?

Seguiremos hablando en próximas entradas sobre el liberalismo de la mano del libro del Padre Feliz Sardá y Salvany

 

3 comentarios

  1. “27. Los Obispos rigen, como vicarios y legados de Cristo, las Iglesias particulares que les han sido encomendadas…
    A ellos se les confía plenamente el oficio pastoral, o sea el cuidado habitual y cotidiano de sus ovejas, y no deben considerarse como vicarios de los Romanos Pontífices, ya que ejercen potestad propia y son, en verdad, los jefes de los pueblos que gobiernan.”Lumen Gentium 27

    Ante el tremendo problema de la práctica de la homosexualidad en los seminarios y el escándalo de la pedofilia la única solución que queda es que los obispos “tomen las riendas” y arreglen las cosas, pongan en orden sus propias casas , como Dios les manda, pero, Roma que parece apoyar a los obispos con “iniciativa”, manda quedarse quietos y esperar , cuando para salvar al paciente hay que operar YA!.

    Entonces, los obispos prefieren hacer las cosas por su cuenta porque Roma se volvió loca.

    Es válido preguntarse si esto no se parece un poco a la reacción de espanto que provocó el DAESH y terminó con la invasión de Europa favorecida por Francisco?

    Si un grupo de obispos decide hacer las cosas por su cuenta (que en este caso se justifica y no queda otra), acaso los otros no podrán hacer lo mismo con temas dañinos alegando que son justificados?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s