La PRECISIÓN no necesita INTERPRETACIÓN . Alonso Gracián

oleo sor isabel

 

Todo lo que voy a escribir a continuación es fruto de frases colgadas en el perfil de Facebook de Alonso Gracián y en conclusiones mías, fruto de la crisis intraeclesial que padecemos.

Creo que esta crisis es fruto de los pecados de los de dentro. Y los de arriba como pastores tienen mucha más responsabilidad que los fieles , a los que se les ha conducido a fuentes envenenadas.

Dice Alonso Gracián que la PRECISIÓN no necesita INTERPRETACIÓN y uno de los comentaristas añade que la precisión tampoco necesita Hermenéutica de la continuidad.

Los fieles necesitamos doctrina clara y si no, en lugar de llevarnos y alimentar nuestra fe, nos llevará a la incredulidad, a las opiniones perniciosas y de ahí a la apostasía. Es a lo que han llevado estas últimas décadas muchos párrafos ambiguos de tantos documentos conciliares fruto de nuestros sesudos teólogos y padres sinodales. Documentos que junto a verdades y frases claras se intercalaban venenos ambiguos que daban pie a varias interpretaciones. El colmo de dicho experimento del lenguaje ha sido el capítulo VIII de AL. Sería de ciegos no reconocer que documentos como Nostra Aetate, Unitatis redintegratio, Dignitates Humanae etc…no llevan esa semilla de ambigüedad que ha llevado a que muchos católicos del S XXI ya no crean en el concepto de libertad religiosa y de ecumenismo tal cual lo ha predicado la Iglesia hasta la aparición de dichos documentos .

Es totalmente deshonesto por parte de los sacerdotes que forman a fieles no explicar Mortalium animus y hacer la vista gorda a tanto movimiento ecumenista que contradecía ampliamente dicha encíclica. No hace falta nombrarlos porque todos hemos sido víctimas de tal cambio de mentalidad  en ruptura con la tradición.

Hay dos temas que me preocupan especialmente porque han sido temas estructurales, temas de pensamiento y temas de filosofía. Uno de ellos es el personalismo. Decía Danillo Castellano que el personalismo es la grieta por donde se ha colado el humo de Satanás.

El mayor problema es que los personalistas, muchos de ellos sacerdotes y teólogos no lo ven un problema. El personalismo podríamos decir que es, el anillo que debe ser destruido en el monte del destino. La influencia del personalismo impregna y envenena el concepto de libertad tal cual lo ha entendido siempre la tradición. Por eso es urgente salir de esa filosofía ambigua  que tiñe de grises la Luz del mundo.

 

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s