Prometen libertad y son esclavos de la corrupción.

cardinal-edouard-pie

En este fragmento de la encíclica Quanta cura de Pio IX que luchó incasable contra el liberalismo puede apreciarse su celo por la pureza de toda la doctrina de la Iglesia y su celo por la salvación de las almas .

 

Con cuanto cuidado y vigilancia los Romanos Pontífices, Nuestros Predecesores, cumpliendo con el oficio que les fue dado del mismo Cristo Señor en la persona del muy bienaventurado Pedro, Príncipe de los Apóstoles, y con el cargo que les puso de apacentar los corderos y las ovejas, no han cesado jamás de nutrir diligentemente a toda la grey del Señor con las palabras de la fe, y de imbuirla en la doctrina saludable, y de apartarla de los pastos venenosos, es cosa a todos y muy singularmente a Vosotros, Venerables Hermanos, bien clara y patente. Y a la verdad, los ya dichos Predecesores Nuestros, que tan a pechos tomaron en todo tiempo el defender y vindicar con la augusta Religión católica los fueros de la verdad y de la justicia, solícitos por extremo de la salud de las almas, en ninguna cosa pusieron más empeño que en patentizar y condenar en sus Epístolas y Constituciones todas las herejías y errores, que oponiéndose a nuestra Divina Fe, a la doctrina de la Iglesia católica, a la honestidad de las costumbres y a la salud eterna de los hombres, han levantado a menudo grandes tempestades y cubierto de luto a la república cristiana y civil. Por lo cual, los mismos Predecesores Nuestros se han opuesto constantemente con apostólica firmeza a las nefandas maquinaciones de los hombres inicuos, que arrojando la espuma de sus confusiones, semejantes a las olas del mar tempestuoso, y prometiendo libertad, siendo ellos, como son, esclavos de la corrupción, han intentado con sus opiniones falaces y perniciosísimos escritos transformar los fundamentos de la Religión católica y de la sociedad civil, acabar con toda virtud y justicia, depravar los corazones y los entendimientos, apartar de la recta disciplina moral a las personas incautas, y muy especialmente a la inexperta juventud, y corromperla miserablemente, y hacer porque caiga en los lazos del error, y arrancarla por último del gremio de la Iglesia católica.

 

Y a continuación un escrito del cardenal Pie condenando este liberalismo católico. Uno de los mayores peligros que hoy azotan las mismas entrañas del catolicismo.

Pie muestra cómo el bien que todavía contiene el liberalismo, incluso el liberalismo llamado católico, se encuentra viciado y desnaturalizado. En cierta ocasión Francia fue convocada por sus autoridades para ofrecer a Dios el tributo de las oraciones públicas; pues bien, a pedido de los creyentes más irreprochables, la resolución oficial que a ello invitaba debió colocar a un mismo nivel a la verdadera Iglesia y a los cultos disidentes. Asimismo , con el apoyo de numerosos cristianos liberales, la reivindicación de la santidad del domingo no se pudo proclamar sino favoreciendo igualmente el sábado de los judíos y el viernes de los seguidores de Mahoma, de modo que el verdadero Dios creador y redentor no tuviese en la Francia cristiana, la apariencia de un privilegio. “Señor santísimo, ¿ no nos has enseñado tú mismo que tu nombre es el Dios celoso, el Dios que no soporta rivales: El Señor es un Dios celoso( Ex 34,14), y que tu fuerza está al servicio de este legítimo celo.

Pues bien, los católico liberales se unen con los descreído al rechazar de los Estados modernos todo vestigio de poder divino. Aunque se autocalifiquen como hombres de orden, no por ello son menos destructores de toda autoridad, y por tanto de todo orden.

(Apuntes del libro El Cardenal Pie)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s