Maritain , personalismo y la separación Iglesia- Estado

jacquesmaritainpopepaulvi

 

 

Son de sobra conocidas las inclinaciones políticas de Pablo VI y su amistad con Maritain. Fue grande la influencia que tuvo Maritain y especialmente el personalismo no sólo en Pablo VI, sino en cantidad de instituciones y sacerdotes durante el postconcilio. Influencia que todavía sigue viva en el pensamiento de tantos hombres de Iglesia. El personalismo como pensamiento también ejerció nefastas influencias en el concepto de libertad como autodeterminación tanto en Juan Pablo II, como en Benedicto XVI. Hay autores que separan y distinguen Karol Wojtyla y Ratzinger de Juan Pablo II y de Benedicto XVI. Aunque en determinado aspectos esta separación puede ser razonable, no justifica que ellos sostuvieran filosofías personalistas como personas privadas y que luego como papas estas filosofías no influyeran en su pensamiento. En el fondo es separar dos aspectos que de una manera u otra van a influir en todos los creyentes. ¿Acaso el pensamiento del papa Juan Pablo II y de Benedicto XVI no ha influido en tantos fieles y sacerdotes? Además ellos mismos no se han privado de publicar libros y conceder entrevistas durante sus pontificados y ¿no son los libros una manera de influir en la fe, para bien o para mal?

No quiero analizar el pensamiento de estos dos  “grandes”  filósofos, solo quiero analizar algunas consecuencias nefastas de dicho pensamiento y relacionarlo con la crisis que vivimos. Salir de la crisis consistirá en abandonar estas filosofías y volver a Santo Tomás, algo que los maritaineanos (1) reclaman para ellos, pero que nada más lejos del verdadero pensamiento de Maritain sobre todo en sus épocas finales . Decía un sabio profesor que hay tantos teólogos que dicen tantas tonterías porque han abandonado a Santo Tomás. Podríamos decir que los teólogos que nos rodean no paran de decir tonterías.

Uno de los aspectos más influenciados por el dañino pensamiento de Maritain es el tema de la política y concretamente se dejó notar en la transición española y mucho más concretamente en la postura que tomó Maritain ante nuestra “cruzada” del 36. Es quizás esta, una de las razones por las que tantos sacerdotes que conozco les repele hablar de “cruzada” y sientan esa animadversión ante Franco. Persona que tanto bien hizo por España y por la Iglesia española. Si es que, hay algunos con una mente tan obtusa que no saben ni identificar a los amigos. Esto me lleva a reflexionar en la justificación que muchos buscan para todos los actos y declaraciones del papa, ya sean buenas o malas , sin embargo no aplican la misma lógica para un gobernante que yo sepa no está asistido por la gracia de guiar a la Iglesia y sin embargo le exigen más infalibilidad en sus actos que al mismo papa. No pasa nada con que durante un papado se hayan cometido errores, pero que durante el gobierno de Franco haya habido errores es imperdonable. O sea la ley del embudo…

Desde Pablo VI y a raíz del CVII en el que documentos confusos como DHumane , rompieron con el concepto clásico y católico de Libertad y de  bien común tal cual lo había defendido y transmitido siempre la Iglesia(2) (3), dio como resultado una nefasta implicación de los católicos en la vida pública como bien lo explica el Padre Iraburu en su blog, del que he cogido varias entradas y como muy bien dice él, esto lo hicieron aquellos que estaban llamados a llevar a Cristo a todas las realidades temporales. Por supuesto con Pablo VI siempre en el bando progre y con la Iglesia española rindiendo pleitesía y arrodillándose ante la democracia liberal, lo mismo que nuestros “políticos católicos”.  También esta influencia de Mariain puede ser una explicación de los amores de tantos sacerdotes y laicos por la democracia liberal. Para profundizar en este tema pueden enlazar con esta entrada:(4)

Después de estas pinceladas sueltas podemos adentrarnos un poco más en el tema que nos ocupa y que a fin de cuentas es el motivo de mi entrada.

El motivo de mi entrada por una parte es explicar cómo la crisis que vivimos es fruto de un pensamiento débil fruto de filosofías ajenas a la tradición y que dieron lugar a nuevas teologías en las que la verdad no era inmutable sino que todo en palabras de Ratzinger es mudable y sirve al progreso:

“La interpretación del Cristianismo, la católica y la protestante, ambas, cada una en su camino propio, son verdaderas en su momento histórico. La verdad se torna en una función del tiempo .La fidelidad a la verdad de antes consiste, precisamente, en abandonarla y en asimilarla dentro de la verdad de hoy”

o como también expresa en otro pensamiento:

“Verdad es lo que sirve para el progreso; esto es, todo lo que sirve para la lógica de la Historia”.

Solo en este contexto de relativismo de la Verdad y bajo la influencia del personalismo (es curioso la denuncia del relativismo que hace Benedicto XVI durante todo su pontificado y sin embargo del que él parece ser víctima) es posible explicar la empanada mental de estas afirmaciones suyas :
“En este sentido, la ilustración es de origen cristiano y no es casualidad el que haya nacido única y exclusivamente en el ámbito de la fe cristiana, allí donde el cristianismo, contra su naturaleza y por desgracia, se había vuelto tradición y religión del estado. A pesar de que la filosofía, en cuanto búsqueda de racionalidad –también de nuestra fe–, haya sido siempre una prerrogativa del cristianismo, se había domesticado demasiado la voz de la razón. Ha sido y es mérito de la Ilustración el haber replanteado estos valores originales del cristianismo y el haber devuelto a la razón su propia voz. El Concilio Vaticano II, en la constitución sobre la Iglesia en el mundo contemporáneo, ha subrayado nuevamente esta profunda correspondencia entre cristianismo e Ilustración, buscando llegar a una verdadera conciliación entre la Iglesia y la modernidad, que es el gran patrimonio que ambas partes deben tutelar.”(5)

Como denuncia Alonso Gracián en su blog: La escuela comunitaria y personalista entiende el bien común, por eso, en clave ilustrada, como orden público. Y el orden público en clave de igualdad, libertad y fraternidad, es decir, como equilibrio axiológico, como balanza artificial de reclamaciones y contrarreclamaciones, que dice Turgot.

Solo en este contexto de relativismo y analizando estas expresiones de Ratzinger:

“Verdad es lo que sirve para el progreso; esto es, todo lo que sirve para la lógica de la Historia”.

Puede entenderse esta ruptura de la tradición , a la que él junto con Pablo VI y Juan Pablo II contribuyeron y no fue otra que la doctrina de la separación Iglesia- Estado:

Aquí papas( los tres anteriormente citados) contra Papa (Leon XIII). (Algo que no parece molestar demasiado a los neoconservadores.(6) (7)

 

Dice León XIII en su encíclica Libertas Praestesimun(8):

La segunda clase es el sistema de aquellos liberales que, por una parte, reconocen la necesidad de someterse a Díos, creador, señor del mundo y gobernador providente de la naturaleza; pero, por otra parte, rechazan audazmente las normas de dogma y de moral que, superando la naturaleza, son comunicadas por el mismo Dios, o pretenden por lo menos que no hay razón alguna para tenerlas en cuenta sobre todo en la vida política del Estado. Ya expusimos anteriormente las dimensiones de este error y la gran inconsecuencia de estos liberales. Esta doctrina es la fuente principal de la perniciosa teoría de la separación entre la Iglesia y el Estado; cuando, por el contrario, es evidente que ambas potestades, aunque diferentes en misión y desiguales por su dignidad, deben colaborar una con otra y completarse mutuamente.

  1. Dos opiniones específicamente distintas caben dentro de este error genérico. Muchos pretenden la separación total y absoluta entre la Iglesia y el Estado, de tal forma que todo el ordenamiento jurídico, las instituciones, las costumbres, las leyes, los cargos del Estado, la educación de la juventud, queden al margen de la Iglesia, como si ésta no existiera. Conceden a los ciudadanos, todo lo más, la facultad, si quieren, de ejercitar la religión en privado. Contra estos liberales mantienen todo su vigor los argumentos con que hemos rechazado la teoría de la separación entre la Iglesia y el Estado, con el agravante de que es un completo absurdo que la Iglesia sea respetada por el ciudadano y al mismo tiempo despreciada por el Estado.
  2. Otros admiten la existencia de la Iglesia —negarla sería imposible—, pero le niegan la naturaleza y los derechos propios de una sociedad perfecta y afirman que la Iglesia carece del poder legislativo, judicial y coactivo, y que sólo le corresponde la función exhortativa, persuasiva y rectora respecto de los que espontánea y voluntariamente se le sujetan.

Y también cita León XIII en su encíclica Imortal Dei:

 

Gregorio XVI, en la encíclica Mirari vos, del 15 de agosto de 1832, condenó con gran autoridad doctrinal los principios que ya entonces se iban divulgando, esto es, el indiferentismo religioso, la libertad absoluta de cultos y de conciencia, la libertad de imprenta y la legitimidad del derecho de rebelión. Con relación a la separación entre la Iglesia y el Estado, decía así el citado Pontífice: «No podríamos augurar resultados felices para la Iglesia y para el Estado de los deseos de quienes pretenden con empeño que la Iglesia se separe del Estado, rompiendo la concordia mutua del imperio y del sacerdocio. Todos saben muy bien que esta concordia, que siempre ha sido tan beneficiosa para los intereses religiosos y civiles, es muy temida por los fautores de una libertad desvergonzada»[23]. De modo semejante, Pío IX, aprovechando las ocasiones que se le presentaron, condenó muchas de las falsas opiniones que habían empezado a estar en boga, reuniéndolas después en un catálogo, a fin de que supiesen los católicos a qué atenerse, sin peligro de equivocarse, en medio de una avenida tan grande de errores[24].

 

Parece ser que a Benedicto XVI no le importó romper con toda esta hermenéutica cuando declaró:

El Papa (Benedicto XVI): la separación Iglesia-Estado, “progreso para la humanidad”

Benedicto XVI ha dicho que la separación entre Iglesia y Estado es una condición “para la libertad”. Al mismo tiempo, la Iglesia tendrá siempre el deber de hacer presente en la sociedad los principios éticos.(7)

Hay que decir que aquí como en todo el proceso de autodemolición no fue Benedicto el que se sacó de la chistera como algo bendecido por la Iglesia la separación Iglesia- Estado, sino que Juan Pablo II se lo puso a huevo, como vulgarmente dicen(6)

Conforme vas profundizando te vas dando cuenta porque muy pocos han reaccionado ante los desmanes de este pontificado y porque muchos de los que han reaccionado no quieren volver la vista atrás. Puedo decir que a mí todo esto me provoca un profundo dolor, pero si no reconocemos lo que está mal, ¿Cómo podremos rectificar?

Muchos argumentan que no se puede comparar la AL con DH por ejemplo, pero no estoy de acuerdo; al final todo se va deteriorando. Una casa construida sobre roca no la destruyen ni los vendavales, pero si el pensamiento y la mentalidad católica la vas debilitando al final todo se derrumba porque la roca se ha convertido en arena.

La lógica de AL es la misma que la de muchos documentos fruto del CVII; pasajes confusos con pasajes claros, afirmaciones mezcladas con negaciones.

La razón por la que muchos de nuestros eclesiásticos, no han reaccionado ante este pontificado es porque ya se han acostumbrado al juego. Si cedes al principio, por qué no ceder en todo y total que más da ceder en el concepto de libertad y de bien común si nadie se va a enterar. Si cedes en el concepto de libertad buscas justificación para ceder en cualquier cosa.

Eso sí, para ser un auténtico neoconservador lo importante es decir que todo empezó hace cinco años o que ni siquiera empezó, que la Iglesia siempre ha sufrido crisis y que la doctrina no cambia aunque la lleven cambiando desde hace décadas.

Tengo que decir que ahora me explico la gran admiración hacia Benedicto y su pensamiento de tantas personas acérrimas defensoras del liberalismo tal cual lo condenó León XIII, pero que parece no importarles demasiado.

 

Continuará…

  1. https://es.scribd.com/document/120087103/Los-Neomaritaineanos-Aproximacion-al-Nuevo-Liberalismo-Catolico-Fernando-Romero-Moreno
  2. https://fundacionspeiro.org/revista-verbo/2009/473-474/documento-699
  3. https://elorienteenllamas.com/2018/10/06/buscando-la-verdad-con-corazon-sincero/
  4. https://adelantelafe.com/pablo-vi-y-espana-una-perspectiva-historica/
  5. (https://es.zenit.org/articles/la-ultima-conferencia-de-ratzinger-europa-en-la-crisis-de-las-culturas/)
  6. http://es.catholic.net/op/articulos/44659/cat/418/juan-pablo-ii-aboga-por-una-adecuada-separacion-iglesia-estado.html?fbclid=IwAR2P_RlkWpsojG_11zWKU_UnR0o8kuT3b4xeYjxRsdht4OMhwx5VwqOBe9E
  7. https://opusdei.org/es-es/article/el-papa-la-separacion-iglesia-estado-progreso-para-la-humanidad/?fbclid=IwAR2zcwtq0W5mnIO6n-Oy100PsD3dP0wWpHBtx1SWevCg0TBfJGrPLa0NhOM
  8. http://w2.vatican.va/content/leo-xiii/es/encyclicals/documents/hf_l-xiii_enc_20061888_libertas.html

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s