La Academia por la Vida Humana y la Familia (JAHLF) expresa su apoyo a Mons. Viganò

iglesia-catolica-la-academia-por-la-vida-humana-y-la-familia-jahlf-expresa-su-apoyo-a-mons-vigano

La Academia Juan Pablo II por la Vida Humana y la Familia, presidida por el Prof. Josef Seifert, manifestó su apoyo al Arzobispo Carlo Maria Viganò por medio de esta carta abierta del 29 de Septiembre de 2018 y difundida hoy por la prensa, con la firma del mismo Prof. Seifert y la de muchos de sus miembros.

CARTA ABIERTA DE LA ACADEMIA JUAN PABLO II POR LA VIDA HUMANA Y LA FAMILIA AL PAPA FRANCISCO Y A TODOS LOS CARDENALES, OBISPOS, SACERDOTES, MIEMBROS RELIGIOSOS Y LAICOS DE LA SANTA IGLESIA CATÓLICA Y A TODOS LOS HOMBRES Y MUJERES DE BUENA VOLUNTAD


En apoyo del arzobispo Carlo Maria Viganò

Santidad, Eminencias, Excelencias, Sacerdotes, Diáconos, Consagrados, familias, hombres y mujeres laicos de la Iglesia Católica y todas las personas que aman la verdad, lo justo y lo bueno

Deseamos expresar nuestro profundo apoyo al coraje, a la caridad y a la fidelidad de Monseñor Viganò a Pedro, porque reconocemos que solo al servicio de la verdad el Arzobispo Viganò, con gran heroísmo y sin ningún otro motivo personal, reveló los más tristes hechos y acontecimientos que se verificaron en la vida de la Iglesia. Como afirmó el Arzobispo Viganò en su segundo mensaje, publicado el 29 de septiembre de 2018, fiesta de San Miguel Arcángel, todo secreto (incluso un secreto pontificio) que no está bajo el sigilo de la Confesión, cesa de imponer la obligación del silencio tan pronto como dicho silencio pueda representar una causa de graves daños a la Iglesia.

Con certeza, permanecer en silencio sobre los delitos sexuales cometidos por sacerdotes y prelados -delitos que causan graves daños no solo a muchas almas sino también a toda la Iglesia- es de suyo un gran delito. Es un gran delito porque es un silencio venenoso, que obstaculiza la adopción de medidas para proteger de ulteriores daños a los jóvenes seminaristas, sacerdotes y laicos. Dicho silencio no es el Santo Silencio de Jesús ante Pilatos (a quien ya había dirigido muchas palabras importantes antes de Su silencio) sino que es un silencio malvado, que revela un pacto silencioso con el diablo. Es un silencio que entrega otras víctimas inocentes a posteriores abusos sexuales. Es también un silencio que permite a los sacerdotes y prelados continuar en su oficio pastoral, cuando deberían en cambio, conforme las prescripciones del Derecho Canónico, ser privados de sus cargos y enviados al exilio a hacer penitencia por sus propios pecados.

El silencio que algunos requieren al Arzobispo Viganò es el silencio de los malos pastores que huyen y entregan la propia grey a los lobos, antes que resistir a ellos con fuerza y expulsarlos.

Apoyamos también totalmente el sincero llamamiento del Arzobispo Viganò en orden a que todos los responsables de tal silencio y encubrimientos reciban la orden de dimitir de los más altos cargos eclesiásticos, o, mejor aún, quieran dimitirse voluntariamente conforme a la verdad y a la voz de la propia conciencia en la cual las palabras de Nuestro Señor Jesucristo deberían resonar con fuerza y claridad:

Pero quien escandalizare a uno solo de estos pequeños que creen en Mí, más le valdría que se le suspendiese al cuello una piedra de molino de las que mueve un asno, y que fuese sumergido en el abismo del mar“ (Mateo 18: 6).

Puedan Nuestra Señora, Reina de todos los Ángeles y de todos los Santos, San Miguel Arcángel, Patrono de la Santa Iglesia, despertar a Nuestro Señor y a todos aquellos que Lo representan en la Tierra cuando parecen dormir durante la tempestad con sus peligrosas olas que nos golpean, como así también, a través de su intercesión ante Su Sagrado Corazón, Jesús, verdadero Dios y verdadero Hombre, pueda inclinarse a tener compasión como la tuvo con San Pedro, se levante y bendiga a la Iglesia en la actual tempestad y ordene enmudecer a los vientos y se calmen las aguas turbulentas que amenazan hundir la barca de la Iglesia.

¡Que Dios pueda también dar a su Santa Esposa, la Iglesia, tan deformada por los pecadores, verdadera sanación y rejuvenecimiento! Esta es la única esperanza para la Iglesia, que es también la esperanza del Arzobispo Viganò, una esperanza que todos compartimos con él. Quienquiera lo acuse de orgullo, división o falta de respeto por el Papa practica un acto de calumnia contra él, porque es uno de aquellos buenos pastores de la Iglesia que, en lo que dice respecto al escándalo de los abusos sexuales, habla abiertamente como lo hizo San Pablo con San Pedro durante el Concilio Apostólico. Él nunca huye abandonando a su rebaño a los lobos, ni tampoco a la mentira, ni protege a los criminales transgresores con la mentira o el silencio pecaminoso.

Sería un gran honor para nosotros que Su Excelencia, el Arzobispo Carlo Maria Viganò aceptara nuestra más cordial invitación a ser miembro de la Academia Juan Pablo II para la Vida Humana y la Familia Damos gracias a Dios por el gran don que Él ha dado a la Iglesia por medio del Arzobispo Viganò.

Fiesta de San Miguel Arcángel

https://adelantelafe.com/iglesia-catolica-la-academia-por-la-vida-humana-y-la-familia-jahlf-expresa-su-apoyo-a-mons-vigano/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s