Los hombres fácilmente se persuadan ser falso o dudoso lo que no quieren que sea verdadero.

cofradias

 

Llevo mucho tiempo publicando de liberalismo . Entiendo que el tema de la libertad es un punto crucial de la doctrina católica, junto con el tema de la gracia y el pecado original. Temas que la mayoría de los católicos desconocen porque apenas se ha predicado sobre ellos. El católico medio vive un voluntarismo pelagiano que en una generación acaba con su fe y la de sus hijos. Cuando estudias el tema del liberalismo entiendes cuán estrechamente relacionado está con el tema de la gracia y entiendes que en un mundo en el que nos sentimos inteligentes, y con la cuenta corriente llena abunden los católicos liberales , que creen que sin ellos Dios poco podría hacer.

Solo acogiéndonos dócilmente a la luz de la doctrina de la Iglesia , asistida por el Espíritu Santo seremos guiados a la Verdad plena.

 

Encíclica Humani Generis, Pío XII (1950):

… Porque las verdades tocantes a Dios y a las relaciones entre los hombres y Dios se hallan por completo fuera del orden de los seres sensibles; y, cuando se introducen en la práctica de la vida y la determinan, exigen sacrificio y abnegación propia.

Ahora bien: para adquirir tales verdades, el entendimiento humano encuentra dificultades, ya a causa de los sentidos o imaginación, ya por las malas concupiscencias derivadas del pecado original. Y así sucede que, en estas cosas, los hombres fácilmente se persuadan ser falso o dudoso lo que no quieren que sea verdadero.

Discurso de apertura del Concilio Vaticano II, Juan XXIII (1962):

No es que falten doctrinas falaces, opiniones y conceptos peligrosos, que precisa prevenir y disipar; pero se hallan tan en evidente contradicción con la recta norma de la honestidad, y han dado frutos tan perniciosos, que ya los hombres, aun por sí solos, están propensos a condenarlos, singularmente aquellas costumbres de vida que desprecian a Dios y a su ley, la excesiva confianza en los progresos de la técnica, el bienestar fundado exclusivamente sobre las comodidades de la vida.

1ª Carta de San Pablo a los corintios:

Pues el hombre natural no capta lo que es propio del Espíritu de Dios, le parece una necedad; no es capaz de percibirlo, porque solo se puede juzgar con el criterio del Espíritu.
1 Cor 2,14

Guárdanos, Señor, en tu verdad.

http://www.infocatolica.com/blog/coradcor.php/1810020554-el-hombre-natural-no-capta-lo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s