La Iglesia Indefectible, la pena de muerte y la decadencia doctrinal.

papa escribiendo

Una de las cosas que me llamó la atención cuando empecé a percatarme de la crisis en la que estamos inmersos, es sentir que vives en otro lugar, que hablas otro lenguaje y que te preocupan temas que antes no te preocupaban. Sobre todo, ves las cosas desde la perspectiva de la religión. Una de las ideas que ves en los libros de Newman es cómo amaba la religión y cómo le dolían esas personas para las que las prácticas de piedad eran un fin. Es algo que repite en muchos de sus sermones.

Como decía, descubres que todo debe girar alrededor de Dios. Alrededor de la Luz ¿Qué sentido tiene un Dios Padre, creador de todas las cosas, Señor de la historia pero que deja al hombre abandonado a su suerte, a sus leyes arbitrarias? Esta idea por supuesto es común en los que podríamos llamar paganos, pero he podido percatarme que existe entre los católicos y de forma muy alarmante entre aquellos que practican la religión. Muchos de estos católicos consideran un signo de madurez el sentirte por encima de todos los problemas que afectan a la Iglesia, Esposa de Cristo. También consideran un signo de madurez apropiarse de los argumentos de los paganos. Creen que los argumentos de la religión, los argumentos de la Ley de Dios no los van a entender y en un voluntarismo pelagiano se estrujan el cerebro para encontrar argumentos mundanos. No me imagino a San Pablo recorriendo medio mundo hablando de valores y construyendo pozos de agua. San Pablo predicaba a Cristo crucificado y se abandonaba a la gracia. Él sabía que era un instrumento inepto pero que Cristo se sirve de lo débil para mover los corazones.

El título de indefectible hace referencia al nuevo cambio del catecismo que ha hecho el papa Francisco. Dicho cambio no sólo contradice todas las bases y argumentos católicos para justificar en determinados casos la pena de muerte, sino que ignora el valor de expiación que dicha pena tiene cuando se asume de forma voluntaria, mostrando un paralelismo con la  muerte de Cristo en la Cruz, que asumió nuestras culpas y murió por ellas. Y sobre todo y lo que es más importante el papa parece  ignorar el valor de la muerte para aplacar la ira del Padre, para que el equilibrio fuera restablecido. Todos estos argumentos no parece entender Francisco, ni tantos obispos que como perros mudos han callado u otros que lo han apoyado. Tampoco muchos católicos lo entienden.

Francisco parece que no le importa pasar por encima del dogma de la indefectibilidad de la Iglesia. Si antes todos los padres de la Iglesia, consideraban un artículo de fe la legitimidad de la pena de muerte en determinados casos, apoyándose en las Escrituras. Si todos los papas lo han considerado como parte del edificio de la fe y ahora Francisco se lo carga, algo falla, o la Iglesia ha estado equivocada hasta ahora y con Francisco la Iglesia ha encontrado la Verdad o a partir de ahora la Iglesia se equivoca.

Una de las cosas que me ha llamado la atención de todo este desmantelamiento es la escasa resistencia que ha encontrado, los católicos se han quedado en la anecdótico y muchos lo han ignorado. Hay que decir que muchos han dicho que en realidad no ha habido ningún cambio y yo me pregunto ¿Si no ha habido cambio para qué lo cambia?

El otro día en el viaje de vuelta de Dublin Francisco volvía a hablar del aborto, pero hablaba como hablan los paganos.

Dice Alonso Gracián en su blog a propósito del aborto:

El Catecismo 2261 lo resume y enseña de esta forma: «El homicidio voluntario de un inocente es gravemente contrario a la dignidad del ser humano, a la regla de oro y a la santidad del Creador.» 

 

Es oportuno que el Catecismo mencione la agresión a la santidad del Creador. Porque así queda claro que dar muerte a un inocente es un atentado, primero, contra la soberanía de Dios. Y que por ser un atentado contra Dios es, también, un acto irreligioso. Es decir, no es un asunto meramente humanístico, porque también queda afectado el honor divino: «es un atentado contra Dios, cuyo supremo dominio queda violado. Sólo El es el dueño de la vida» (Antonio ROYO MARÍN, Teología moral para seglares, BAC Madrid 1957, p. 429).

 

Podríamos decir que el papa es víctima de una filosofía personalista humanista , filosofía también causante en muchos casos de la papolatría, de la decadencia doctrinal de sacerdotes que considerabas ortodoxos y ya no te hablan, ni te confirman en la fe. Son víctimas de filosofías y de espiritualidades que han minado su espíritu católico y no sólo eso, sino que creyéndose superiores a los demás avanzan hacia el abismo.¿Cómo estos sacerdotes van a percatarse de la deriva doctrinal del papa si ellos han caído en la misma?

Me decía un amigo hablando de católicos que él conocía y que se suponía que tenían algún tipo de formación doctrinal:” Pero ¿qué vas a esperar de alguien que te dice que al papa lo elige el Espíritu Santo?”

 

A continuación les dejo un texto de Danillo Castellano en su crítica del personalismo como una de las causas de la deriva doctrinal de nuestros eclesiásticos y con la consecuente decadencia moral:

 

“El razonamiento crítico de Castellano contra el personalismo, del cual extrae su juicio extremadamente negativo de esta tendencia, es que a ella se debe la decadencia doctrinal al que han llegado un número importantísimo de eclesiásticos. Allí donde fracasaron los intentos de conciliar la modernidad con el catolicismo triunfó el personalismo, sobre todo gracias a la figura de Maritain, que «fue quien favoreció el paso de la cristiandad contemporánea de lo antimoderno a la modernidad». Él «ha sido (con seguridad de hecho) el instrumento de la cultura política de origen protestante para el paso de la cultura política católica a la democracia moderna», es decir a la aceptación de que «la democracia como fundamento del gobierno es la única forma de gobierno legítima». Al personalismo se debe la substitución, entre muchos eclesiásticos, de la idea clásica de libertad de la religión, esto es, de la única religión verdadera, por la idea de libertad de religión, que lleva consigo la idea de laicidad. El personalismo, en una palabra, es causa principal de la penetración en la Iglesia del humo de Satanás.”

 

Llevará mucho tiempo volver a hablar el lenguaje católico, el lenguaje de Dios, pero ahora mismo es lo que Dios está esperando de nosotros; que confíemos solo en Él, porque sólo Él tiene palabras de Vida eterna. Todo lo demás son cantos de sirena que no sólo te empalagan los oídos, sino como en la maldición de Ulises te hacen olvidar la tradición y el fin último para el que Dios te ha puesto sobre la tierra que es la libre adhesión a su voluntad y al plan que Dios ha preparado para cada alma única e irrepetible.

El católico que argumenta como los paganos es un águila que vive en un gallinero, pero que se le ha olvidado volar.

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s