Trasmitir la fe de siempre, contra viento y marea.

Domingo-de-los-Santos-Apóstoles-copia

Hace días intentaba hacerle entender a uno de mis hijos en el lenguaje del catecismo que la Iglesia católica es la Verdadera, que fuera de ella no hay santidad, ni verdad. Pero claro, vivimos en la era de la nueva doctrina, una nueva fe,  una nueva mentalidad ,un nuevo color, el gris, y lo que es más dañino un nuevo lenguaje, el de los sin embargo , el  de los a veces y por si acasos. ¡Dios mío! cuánta responsabilidad aquellos que deberían haber sido luz y han sumido a la Iglesia en la oscuridad.

Dice el catecismo de San Pio X:

157.- ¿Por qué la Iglesia verdadera es UNA? – La Iglesia verdadera es

UNA porque sus hijos, de cualquier tiempo y lugar, están unidos entre sí en

una misma fe, un mismo culto, una misma ley y en la participación de unos

sacramentos bajo una misma cabeza visible, el Romano Pontífice.

158.- ¿No podría haber más Iglesias? – No, señor; no puede haber más

Iglesias, porque así como no hay más que un solo Dios, una Fe y un solo

Bautismo, así no hay ni puede haber más que una sola y verdadera Iglesia.

160.- ¿Por qué la Iglesia verdadera es SANTA? – La Iglesia verdadera es

SANTA porque santa es su cabeza invisible, que es Jesucristo, santos

muchos de sus miembros, santas su fe, su ley, sus sacramentos, y fuera de

ella no hay ni puede haber verdadera santidad.

Dice el documento UNITATIS REDINTEGRATIO:

Efectivamente, por causa de las varias discrepancias existentes entre ellos (las confesiones no católicas) y la Iglesia católica, ya en cuanto a la doctrina, y a veces también en cuanto a la disciplina, ya en lo relativo a la estructura de la Iglesia, se interponen a la plena comunión eclesiástica no pocos obstáculos, a veces muy graves, que el movimiento ecumenista trata de superar. Sin embargo, justificados por la fe en el bautismo, quedan incorporados a Cristo y, por tanto, reciben el nombre de cristianos con todo derecho y justamente son reconocidos como hermanos en el Señor por los hijos de la Iglesia católica. (Nota del blog; curiosa manera de que la segunda frase anule todo lo que dice la primera y también curiosa manera de utilizar la palabra justamente para anular todo sentido de justicia) 

Por consiguiente, aunque creamos que las Iglesias y comunidades separadas tienen sus defectos, no están desprovistas de sentido y de valor en el misterio de la salvación, porque el Espíritu de Cristo no ha rehusado servirse de ellas como medios de salvación, cuya virtud deriva de la misma plenitud de la gracia y de la verdad que se confió a la Iglesia.(Nota del blog: Ya hace varias décadas a las herejías las empezaron a llamar; defectos con sentido y valor en el misterio de la salvación)

Nota del blog:

Los cambios del catecismo se empezaron a  hace tiempo.

Las contradicciones, con la venia de monseñores, teólogos y demás empezaron hace tiempo.

Llevamos mucho tiempo comiendo algarrobas porque  nuestra herencia está siendo dilapidada  ¿por quienes?

Cuando empiezas a leer documentos anteriores al concilio, cuando lees el catecismo de san Pio X, el catecismo de Trento te explicas porqué la gente abandonó la Iglesia en oleadas después del CVII, entiendes porqué las cabezas se nublaron . Ellos veían como los pastores dilapidaban la fe, cómo lo cambiaban todo, cómo inventaron un nuevo lenguaje y les hicieron ver que todo se podía cambiar, por lo tanto que nada era inmutable, ni eterno, ni siquiera la fe.

He dicho muchas veces que no se puede explicar este documento, ni otros muchos si no es a la luz de la tradición. No se puede explicar como si esto fuera lo que valiera y lo de antes fuera todo papel mojado. Es lo que están haciendo muchos en los que creíamos que podíamos confiar. Roguemos al Espíritu Santo que envíe pastores santos que nos confirmen en la fe.

El otro día Francisco cambió el catecismo y apenas encontró resistencia. Él sabía muy bien qué hacía.

Pues eso, que como bien dice el Padre Aberasturi explicando el ecumenismo o el ecumenada:

La Iglesia Católica no podía presentarse así porque las cosas -para los grandes “innovadores”; o sea, para la clericalla progre sin Fe y sin Doctrina, aunque sobrada de “títulos” y, también en muchos casos, de cargos oficiales y dinero a voluntad- no eran así. El camino era “caminar todas juntas hacia la plenitud del encuentro final con Cristo [siempre “el futuro”: única manera de justificar cargarse el presente: puro marxismo y puro socialismo], porque ninguna lo posee en plenitud .-y menos aún en propiedad, y porque todas tienen “algo” de verdad”. “Si incluso alguna tiene el Bautismo”, aducían los “buenos” teloneros. Claro que se les podía responder que “para qué lo querían -a Cristo-, si no reconocían Quién era, ni a qué conducía ni comprometía”.

De hecho, en los debates y discusiones conciliares, uno de los argumentos que constantemente la progrez clerical ponía sobre la mesa para cargarse la doctrina de siempre era: “es que esto va contra el ecumenismo”, o “es que esto puede ir contra la unidad de las iglesias cristianas” o de los “hermanos separados”, como se empeñaron en llamarles: como si eso no fuese la manifestación patente de que se habían largado con viento fresco, es decir, manifestación de la falsedad de querer presentarse aún como “iglesias”.

Antes del Concilio ya se había tratado el tema con seriedad en la Iglesia Católica, desde su misma Cabeza. Y se había proclamado que ese deseo estaba muy bien; se reafirmaban las Notas de la Iglesia Católica, la única Verdadera, “sin mancha ni arruga”, fundada por Jesucristo para la Salvación de todos. Sentado esto, se definía que la “unidad” sólo podía hacerse en base a la “vuelta”, al “retorno”, a la “re-integración” de los que se habían separado. O sea: “pues que vuelvan”.

 

 

3 comentarios

  1. Música para mis oídos. Gracias a Dios que tenemos a alguien que nos dice cómo son las cosas con claridad, sin tapujos. Menos casuísticas y más doctrina, por favor.

    Me gusta

  2. No importa que nos manden al carajo de buenas a primeras, la Verdad y ver confianza en la verdad queda grabado en el corazón.
    Y a implorar a Dios se ha dicho y con ayuda de María ganancia segura.

    Ustedes también mucho ánimo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s