Cuando los sacerdotes faltan , los mártires abundan y el equilibrio de la gracia se halla, así, restablecido

dialogo de carmelitas

(Fragmento del libro Diálogo de Carmelitas)

Sor Alicia:  ¿ Para qué serviremos el día en que por falta de sacerdotes , nuestro pueblo se vea privado de sacramentos?

La Priora: Cuando los sacerdotes faltan , los mártires abundan y el equilibrio de la gracia se halla, así, restablecido. 

 

Es verdad que la Iglesia siempre ha sufrido persecución, los enemigos amenazan el redil de Cristo, pero como toda fortaleza, no faltan quienes desde dentro colaboran en su destrucción.

No haremos nada ignorando todo lo que está pasando, será necesario conocer los peligros y las amenazas para ofrecer sacrificios y oraciones. Sufrir por todas aquellas almas que se van al infierno por falta de gente que rece por ellas. Vocaciones de sacerdotes frustradas por los abusos en seminarios, sacerdotes mundanizados y modernistas que no saben ser fieles al evangelio. Por todo ello habrá que rezar para que el equilibrio de la gracia sea restablecido.

Sigue otro fragmento del libro diálogo de Carmelitas:

“El estado de una religiosa mediocre me parece más deplorable que el de un bandido. El bandido puede convertirse y será para él como un segundo nacimiento. La religiosa mediocre ya no volverá a nacer, ha frustrado su nacimiento y, salvo un milagro, permaneceré siempre como un aborto “

 

¿No es este el vivo retrato de tanto católico que vive acomodado y se consuela en su mediocridad?

Sigue hablando la madre priora:

Hijas mías, las buenas gentes se preguntan para qué servimos. Después de todo, una pregunta excusable. (…)Somos casas de oración. Sólo la oración justifica nuestra existencia. Quien no cree en la oración no puede dejar de considerarnos como impostoras o parásitos(…)¿ No es una contradicción muy extraña que los hombres crean en Dios y al mismo tiempo recen tan poco y tan mal?

 

 

Un comentario

  1. Legittima, dunque, la pena capitale, per la Chiesa, nella prospettiva di fede che è sua. Ma anche opportuna, oggi? Per giustificare il nostro rifiuto della possibilità di tornare al patibolo nella cultura attuale, la sintesi migliore è ancora quella di Romano Amerio: «La pena di morte diventa barbara in una società irreligiosa che, chiusa nell’orizzonte terrestre, non ha diritto di privare l’uomo un bene che per lui è tutto il bene».
    Un “no” al patibolo, dunque: motivato però non dalla religione, ma dalla irreligione contemporanea.
    http://chiesaepostconcilio.blogspot.com/2018/08/la-pena-di-morte-vittorio-messori.html

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s