“La infección sodomita embestía como una fiera sanguinaria el redil de Cristo”. San Pedro Damian

 

papap homosexuales

Asistimos a un giro subjetivizante de la fe. La experiencia interior priva sobre el don sobrenatural. Así la fe tiende a confundirse con un sentimiento religioso y a perder todo contenido intelectual. Se reduce además a algo privado, individual e incapaz de informar la propia vida o de la sociedad. Hoy precisamente cuando se llama desde diversos ámbitos a impregnar las realidades temporales de Cristo, es muchas veces en esos ambientes donde se oculta y silencia la confesionalidad y el reinado social de Cristo.

Lutero invirtió la estructura del acto de fe, anteponiendo al don recibido la propia experiencia personal, la propia conciencia. Es el nacimiento del liberalismo y del modernismo que hoy triunfa en no pocos movimientos eclesiales y en el mismo seno de la Iglesia.

La subjetivización de la fe conduce a la disolución de lo sobrenatural y a una religiosidad natural.

Te lleva a dudar de todo, porque hoy hasta aquellos que los considerabas que estudiaban a Santo Tomás te razonan desde la subjetividad de su conciencia.

El proceso destructivo empezó con el “apego” a las filosofías modernas, esas filosofías kantianas y con el abandono del tomismo. Dios es inaccesible a la inteligencia, toda revelación objetiva es inaceptable.

Todo esto tuvo su repercusión y proyección en el catolicismo. El edificio de la fe se fue erosionando con la influencia del protestantismo.

En uno de los ámbitos donde sufrimos esta influencia es en la liturgia. ¿Hasta qué punto se ha dejado de creer en la transubstanciación? Los mismos católicos nos hemos encargado de ir introduciendo todo aquello que ha minado muestras fuerzas para afrontar nuestra batalla contra el mundo. Hemos abrazado todo aquello que el mundo abrazaba. Desde una aplastante lógica mundana nos hemos hecho individualistas, antropocéntricos, subjetivistas, hedonistas. Hemos ido eliminando todo aquello que escandalizaba al mundo.

La tradición, la revelación, la cruz, nos hemos mundanizado de tal manera que asistimos impávidos e indolentes a la descomposición del catolicismo. Estos días noticias escalofriantes taladran nuestros oidos sobre los abusos a niños y ante los que tantos obispos y superiores han callado y han mirado para otro lado. Pero muchos de ellos tienen la misma actitud con los abusos a la liturgia en la que Dios mismo se ofrece en sacrificio

En el S XI una plaga asolaba a la iglesia, la simonía y la disolución moral del clero, esta disolución moral tenía expresión en el cáncer de la infección sodomita que comenta San Pedro Damian, “embestía como una fiera sanguinaria el redil de Cristo”. Los recursos espirituales para salir de la crisis fueron encontrados en los monasterios , en la epopeya de las cruzadas y en el espíritu de la reforma gregoriana y cluniacense.(1)

Los abusos a menores, la pederastia está muy relacionada con la homosexualidad, pero podríamos enumerar una larga lista de concesiones, guiños y tolerancia con las aberrantes prácticas homosexuales dentro de la Iglesia y por el mismo papa Francisco. No se solucionará esta crisis de pederastia recibiendo en el vaticano a una pareja de homosexuales y de lesbianas, tampoco se solucionará con ambiguas y mediocres declaraciones como el “quien soy yo”, ni nombrando consejeros como el Padre Martin, jesuita favorable al lobby gay y a la ideología de género. Una vez más el papa Francisco contribuye al deterioro de la fe y ejerce su ministerio de forma débil, cuando no dañina para la Iglesia.

Si para San Pedro Damian la plaga sodomita era una fiera que embestía el redil de Cristo no parece que nadie desde las altas instancias sea capaz de hablar así.

(1) Apología de la tradición.

Ideas sacadas del libro “la nave y las tempestades”

 

3 comentarios

  1. Ustedes tienen algo que ver con el Opus Dei? Yo quiero al Opus Dei, pero me ha dolido lo que precisamente denuncian ustedes en este escrito de arriba: el Opus Dei actua como si no pasara nada en este papado. Tuve una pequeña discusión con un sacerdote de la Obra, porque me quiso cuadrar el círculo con la famosa carta de los obispos de Buenos Aires en que le preguntan a Francisco de su interpretación de Amoris Laetitia y si esta es correcta. Al final me dio la razón en que sí otorga la comunión a adúlteros. Tambièn he discutido con numerarias…No quieren aceptar que la Iglesia esta siendo hecha polvo. Ha veces me entran las dudas de si estaré imaginando cosas, entonces los leo a ustedes y se me pasa…

    Me gusta

    • Gracias por leernos Mariana. Siga leyéndonos porque no vamos a cerrar los ojos ante lo que está ocurriendo en la Iglesia. Yo sobre todo pienso en mis hijos cuando escribo. Es correo que ha escrito es el suyo auténtico? Es para contestarle en privado a la pregunta que me hace.

      Me gusta

      • Sí es mi correo y mi nombre con el que firmo aquí es mi tercer nombre. Mis padres me pusieron tres nombres.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s