¿Cómo es posible construir una civilización en la que se somete a votación una ley que te permite asesinar a un niño inocente?

aborto

Al que escandalice a uno de estos pequeños, más le valdría que le ataran al cuello una piedra de moler y lo precipiten en lo profundo del mar» (Mt 18,6). Y «más le valdría no haber nacido» (Mt 26, 24).

No sólo aquellos que los destrozan con sus manos, “médicos” que con sus actos deshonran su profesión, no sólo quienes con trajes de diseño , sentados en asientos aterciopelados votan la ley que permite dentro de su legalidad artificial matar un bebe , sino aquellos quienes con sus posturas, gestos y discursos defienden una democracia liberal y se avergüenzan del reinado social de Cristo. Todos colaboran con el mal.

Activa o pasivamente todos intervienen en su implantación.

Ayudas al tercer mundo a cambio de abortos, legalización de uniones entre maricas, maricones y lo que se tercie ,adoctrinamiento a los niños en las escuelas. Todo a cambio de ayudas económicas, al tercer mundo.

Pero también habrá dinero a cambio de implantar la ideología de género en los colegios y de practicar abortos y eutanasia en los hospitales. Este será el resultado de la ideología liberal.

Y para contrarrestar el influjo liberal , que hoy en día encontramos en muchos católicos, reproducimos un párrafo del blog de Alonso Gracián que como siempre que escribo algo, pienso en mis hijos:

El alejamiento social e institucional de Nuestro Señor, Perfecto Dios y Perfecto Hombre, se traduce en leyes injustas, desórdenes morales, sufrimiento de los más débiles, destrucción legal de inocentes, corrupción de la comunidad política, conceptos espúreos de soberanía, normativización positivista y muchos males más.

2.- Es muy difícil corregir la deriva del Leviatán Moderno. Porque su esencia positivista congenia con leyes inicuas. No olvidemos que utilizar sus mismos instrumentos de navegacion supone naufragar en las mismas aguas.
3.- Si la autoridad civil está alejada de Cristo es normal que legisle inmersa en el orden caído, bajo imperio del Ojo de Sauron, y al margen del orden natural y sobrenatural. La única forma de edificar en su seno la urbe católica, anticipo de la Ciudad del Cielo, es propiciando el Retorno del Legislador Divino.

4.- El alejamiento institucional del Redentor de las instituciones tiene funestas consecuencias para la sociedad. No se trata de confiar en exceso, pelagianamente, en la política, sino de subordinarlo todo al Logos. Se trata de tener muy claro que los individuos y las sociedades tienen deberes para con Dios, «para con la verdadera religión y la única Iglesia de Cristo» (Dignitatis humanae 1), y que el rechazo institucional, individual o colectivo, de estos deberes, conduce a la perdición.

5.- El influjo social de Cristo se refleja en sus leyes, capaces de sanar una sociedad, y de infundir en ella unidad natural y sobrenatural. La vida social virtuosa se alcanza por el poder social de Cristo. Se precisan cristianos fuertes en gracia, heroicos, que abanderen, sin miedo, el Retorno del Rey.

¡ que arda tu corazón!

http://www.infocatolica.com/blog/mirada.php

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s