Para mis hijos, advertiros sobre el peligro del llamado “liberalismo católico”(I)

northeaster 1895 by winslow homer

Debo decir en primer lugar que todas las entradas que voy a publicar referente a este tema son en relación con ese llamado “liberalismo católico” que ha contaminado la mente de tantas buenas personas y sacerdotes católicos y especialmente en algunos ambientes que me muevo. No lo publico por ellos, sé que todos , a los que algunos de ellos los conozco , me superan en preparación y estudios. No intento convencerles de nada, sólo intento salvar a mis hijos que viven bajo su influencia dañina. Creo que el liberalismo es malo, muy malo, como diría mi padre con su lógica y sentido común aplastante y no entiendo cómo buenas personas con preparación no ven su maldad, pero cómo digo, este escrito no va dirigido a ellas.

Creo que estas personas hacen mal, muy mal intentando influir con sus ideas liberales en  personas jóvenes y digo influir porque lo hacen, En primer lugar me gustaría que todo eso se lo guardaran para ellos y en segundo lugar si se dedican a formar a jóvenes deberían reflexionar sobre la incongruencia de su pensamiento sobre lo que siempre ha enseñado la Iglesia sobre el liberalismo. Siempre lo ha condenado.

Estos escritos de los próximos días se los dedico a mis hijos, es mi obligación advertirles del camino que lleva a la perdición y a la apostasía.

En sus ambientes se combina el liberalismo con el semipelagianismo, en el que hay que negociar con el mal, en el que los principios van atados a la espalda, pero si de forma maquiavélica hay que ocultar o decir alguna mentira está totalmente justificado  porque les dicen que para eso viven en el mundo, y no se dan cuenta que eso lleva a la ruina de las almas.

Hijos, espero que lo leáis y prefiero pecar de exagerada que de no haberos advertido. A partir de mis advertencias sois libres para ir hacia la verdad o enfangaros en el barro del liberalismo por mucho que lo quieran llamar católico.

Esta primera entrada es una introducción y lo continuaré en los próximos días.

Los Neomaritaineanos

Aproximación al Nuevo Liberalismo Católico
Fernando Romero Moreno
 
 
 Agradezco a los Doctores Alfonso Santiago, Gabriel Zanotti, Roberto Bosca y Mons. Mariano Fazio, por su apoyo y/o consejos para la publicación de esta nota,a pesar de las críticas que hago respecto de alguna de sus ideas.
 
El error del “liberalismo católico”, es de antigua data. Con diversidad de matices y tendencias, puede rastrearse su origen en el pensamiento de Lamennais y probablemente su representante mayor en el siglo XX haya sido Jacques Maritain. La oposición entre las tesis deeste liberalismo con la Fe católica fue expuesta por la mayoría de los Papas, sobre todo a partir de Gregorio XVI.Como saben los entendidos, en su naturaleza más íntima el liberalismo católico es, por un lado, un naturalismo o semi-naturalismo político que  promueve un laicismo “moderado”, según aquel apotegma clásico convertido por ellos en “ideal” o “tesis”: La Iglesia libre en el Estado libre. Es decir, la renuncia a la doctrina del Estado católico, convirtiendo en una norma “de máxima” la hipótesis del Estado laico “aconfesional”, respetuoso de la Ley Natural y de la libertad de la Iglesia.
 
Fernando Romero Moreno
 
es: Abogado (UNR); Profesor Superior Universitario en Abogacía (UCA);Secretario Académico del Centro de Estudios Universitarios del Rosario (CEUR); Director de Estudiosdel Colegio Los Arroyos (APDES-Rosario); Miembro del Equipo Coordinador de la Licenciatura enOrganización y Gestión de Centros Educativos (LOGE), Escuela de Educación, Universidad Austral
(Rosario); Profesor de “Antropología de la Educación” y “Política y Legislación Educativa Argentina”
en la LOGE-Universidad Austral (Rosario).
 
¡ que arda tu corazón!

5 comentarios

  1. “sé que todos , a los que algunos de ellos los conozco , me superan en preparación y estudios”

    La preparación, ese animal mitológico…

    En el país de los ciegos el tuerto es rey.

    Un par de retiros, una clase de catequesis y 4-5 artículos leídos y ya pueden pontificar…de lo que les encaja, principalmente la bragueta.

    Que los dinericos son los dinericos, y esos no hay que tocarlos.

    Me gusta

  2. Interesante este apunte de iota unum. El comentador presenta una claridad de ideas abrumadora. No comentaré nada porque posiblemente no estoy “iluminado”. Además, es inútil discutir cuando la argumentación pasa inmediatamente de lo racional al ataque personal, estrategia muy apreciada por la izquierda liberal, a la que algunos tanto critican.

    Un abrazo!

    Me gusta

  3. Vayamos pues a los argumentos.

    Lo que critico de los católicos liberales es que reducen la fe a un asunto de bragueta. La doctrina social de la Iglesia puede patearse cada día pero cuidado con tocar Humanae Vitae. Por ahí sí que no pasan.

    Pueden argumentar, sin ningún pudor, que esas enseñanzas han quedado obsoletas pues lo único que debe quedar firme, como roca, es la moral sexual.

    Al argumentar de esa manera se igualan a los católicos progresistas pues no aceptan la enseñanza de la Iglesia, no se someten a su sabiduría, sino que reducen la Fe a puras apetencias, esto sí, esto no, lo otro ya veremos.

    Hablan de la protestantización de la Iglesia Católica, como una tragedia, pero no quieren reparar en que su actitud también es parte del problema, pues la raíz filosófica es la misma. Tanto clama al cielo el pecado de la práctica homosexual como el de retener la paga al trabajador.

    Como anécdota, he llegado a oír a católicos de Misa diaria que la Iglesia no debería hablar de economía, “que no entendía”. No quieren tener esa china en el zapato.

    Ambos, el católico progresista y el liberal se comportan igual. Cogen el carrito a la entrada del supermercado de la Iglesia y lo van llenando con sus gustos: esto me gusta, lo pongo en el carrito, esto no me gusta, paso de largo etc. La única diferencia es que lo llenan en distintos estantes.

    Me gusta

  4. ¿La Iglesia ilumina la economía? Evidentemente, como ilumina cualquier realidad humana. Igual que ilumina la historia, la medicina y la física. Lo cual no significa que entre al debate entre qué modelo explica mejor el comportamiento del electrón dentro de un campo magnético. Al hablar de economía, habla de lo que está contiene respecto a nuestra salvación, vida de santidad, etc. (Cómo bien dices, respeto al trabajador, justicia social, etc). Pero respeta las dinámicas propias de la misma, que son parte de la ciencia en cuestión y no son materia de fe.

    Y esto lo piensa un neocon como yo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s