¿ Cómo se pasa de “de qué le sirve al hombre ganar todo el mundo si pierde su alma” a “en tiempos de Jesús no había grabadoras” ?

untitled

Hace días hablaba con cierta persona y ocurrió como  suele ocurrir cuando alguien me da una explicación contraria a la fe o contraria a la razón o contraria a todo lo que ha sido el catolicismo hasta hace unas décadas. Me justificaba entre otras cosas todo este ecumenismo bajo la premisa del mal ejemplo que da la Iglesia católica ante las sectas protestantes, anglicanos y demás variopinto pelaje de herejías, esa persona creía que la culpa era de la Iglesia católica ¡ Oh my God ! y no sólo eso sino que debía ser la Iglesia católica la que buscara puntos de encuentro y de ceder. (Debo decir que no entiendo cómo conseguía cuadrar en su cabeza la premisa de que la Iglesia católica posee la plena Verdad con ceder en pequeños detalles, a ver si cuela…)

Por supuesto la nueva misa le parecía que había sido un intento de acercarnos a los hermanos separados, de hacer un guiño a los protestantes y por eso le parecía que mientas no se cediera en la consagración…. Desde luego la mente católica en general está muy, muy macerada. Se necesita una dosis de tradición, de doctrina, de amor al magisterio de siempre. Pero¿ qué podemos esperar de personas que nunca han leído , ni se les ha transmitido una sola encíclica de antes de 60 años y todo lo que saben, conocen y estudian,(por supuesto modificado a gusto del consumidor) son documentos de hace menos de 30 años y algunos hasta rompen con la tradición y el magisterio anterior?

Muchas veces cuando hablo con determinadas personas me da la sensación de que no son conscientes de su posesión de la Verdad de Cristo, de la Iglesia . No son conscientes de que son elegidos , son hijos de Dios y eso es para transmitirlo con orgullo. Les ha entrado de repente un complejo , un sensación de falsa humildad,  ¿ Será que no creen en la Verdad?

¿ Quien se atrevería a acusar a San Pablo de rígido y de cara de pepinillo en vinagre, sino quien no tiene fe?

Leamos unos párrafos de la encíclica Mortalium animus

11. La verdad revelada no admite transacciones

¿Y habremos Nos de sufrir -cosa que sería por todo extremo injusta- que la verdad revelada por Dios, se rindiese y entrase en transacciones? Porque de lo que ahora se trata es de defender la verdad revelada. 

Para instruir en la fe evangélica a todas las naciones envió Cristo por el mundo todo a los Apóstoles; y para que éstos no errasen en nada, quiso que el Espíritu Santo les enseñase previamente toda la verdad (15); ¿y acaso esta doctrina de los Apóstoles ha descaecido del todo, o siquiera se ha debilitado alguna vez en la Iglesia, a quien Dios mismo asiste dirigiéndola y custodiándola? 

Y si nuestro Redentor manifestó expresamente que su Evangelio no sólo era para los tiempos apostólicos, sino también para las edades futuras, ¿habrá podido hacerse tan obscura e incierta la doctrina de la Fe, que sea hoy conveniente tolerar en ella hasta las opiniones contrarias entre sí? Si esto fuese verdad, habría que decir también que el Espíritu Santo infundido en los apóstoles, y la perpetua permanencia del mismo Espíritu en la Iglesia, y hasta la misma predicación de Jesucristo, habría perdido hace muchos siglos toda utilidad y eficacia; afirmación que sería ciertamente blasfema.

arturo-sosa-templo-budista-2

¡ que arda tu corazón!

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s