La “bella virtù”. La pureza según Don Bosco. Reedición de libro

Para contrapeso de la entrada anterior les he traído otra de un libro de San Juan Bosco en el que se nos explica cómo vivir la Santa Pureza.

 

Creo que es necesario hablar a nuestros jóvenes de esta virtud tan olvidada y tan poco practicada y sobre todo recordando la tradición y las enseñanzas que la Iglesia Católica nuestra Madre siempre ha enseñado.

Javier Olivera Ravasi, el 14.05.17 a las 5:53 AM

La “bella virtù”; así llamaba San Juan Bosco a la hermosísima virtud angélica; aquélla que nos hace semejantes a los ángeles del Cielo y que, si nos mantenemos firmes, nos hará ver al mismo Dios verdadero (Mt 5,8).

Es Ella: la virtud tan amada y tan buscada una hermosa damisela que tantos dolores de cabeza nos ha dado (y sigue dando) para adquirirla y mantenerla; es, en fin, una Dama hermosa que quiere de nosotros el combate singular contra el mundo (y el Príncipe de este mundo), sus tentaciones y seducciones.
Entre tantos escritores y tantas cosas hermosas que se han dicho hay un santo que se destaca por su especial ternura y predilección; este fue San Juan Bosco, el patrono de la juventud; su vida y su ejemplo están impregnados de anécdotas, sueños y enseñanzas acerca de la pureza, de allí que hayamos querido ir sonsacando de entre sus discursos y correrías lo que más nos pueda servir para alcanzar y difundir la bella virtù.

Habrá quienes digan que algunos de sus consejos están pasados de moda (como por ejemplo cuando dice que no hay que “leer libros malos” o “concurrir a espectáculos indecentes”); pues bien, para esto bastará simplemente suplantar esos lugares comunes por nuestras “modernas” tentaciones (como las imágenes de nuestros celulares, de internet, o los “modestos” programas que pasan por la tele a cualquier hora); veremos en realidad cómo “todo es igual y nada es mejor”, según nos dice el famoso tango argentino “Cambalache”.

A lo largo de estas páginas hablará aquí el santo y no nosotros; lo seguiremos en especial a partir de la monumental obra de su fiel secretario, el P. Juan B. Lemoyne (las famosas “Memorias biográficas” de Don Bosco).

Confiados en la intercesión del santo, entregamos ahora en su tercera edición, este breve resumen que ha querido ser un arma contundente para dar el buen combate y desposarnos finalmente con aquella “Dama Pureza” que, todavía hoy, sigue enamorando a pesar de sus muchos años.

Ver libro en papel y en formato digital, aquí

http://www.infocatolica.com/blog/notelacuenten.php/1704181221-la-bella-virtu-la-pureza-segu

Continuará…

Un comentario

  1. Dijo en cierta ocasión Ernesto Sabato, que el pecado más humano y comprensible era la impureza. Pero es un pecado que ataca el Templo del E. Santo que es nuestro cuerpo. Cuidado, que somos portadores del E. Santo, no pequemos con nuestros cuerpos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s