Medea en la Universidad de Navarra

ob_53fe33_medee-pompei

 

Una de las aportaciones del cristianismo ,fue que conforme los cristianos iban haciendo suyo el mensaje de Cristo, la cultura cristiana iba floreciendo a su alrededor, la catedrales se iban levantando, los hospitales y los asilos se construían para curar los cuerpos, cuyas almas rezaban en esas catedrales, los poetas elevaban su alma y surgían las poesías jamás escritas, los monjes se encerraban en sus conventos y surgía la filosofía y la teología como nadie la hubiera concebido. Surgían las universidades porque el hombre católico quería saber más de Dios y quería enseñarlo y transmitirlo porque sabía que sólo en Él estaba la Verdad. Era lo más sublime y también el teatro conseguía lo que los griegos nunca hubieran soñado, que el hombre era hombre en la medida que se dejaba llevar por Dios en ese gran teatro del mundo.

Hoy por desgracia aquellos que estamos llamados a mantener esta antorcha de la cultura encendida, no sólo hemos claudicado, sino que hemos pensado que nuestra antorcha ya no alumbra y hemos prestado oídos a todos aquellos que ansían destruir muestra cultura.

Ayer se representaba en el museo de la Universidad la obra Medea. Debo decir que no la ví y que lo que voy a escribir hace referencia a los comentarios de una persona que fue y que salió podríamos decir ligeramente escandalizada. No sólo por el vestuario de algunas actrices, sino por algunas escenas con cierta carga de sensualidad y el mensaje feminista que emanaba.

Si algo hizo la cultura cristiana, fue mejorar lo griego, lo pagano, fue hacer germinar todo lo bueno que tenía Aristóteles y Platón y desechar aquello de lo que no se podía aprovechar nada o aquello que podía dañar el mensaje.

Si ya ni en la universidad entienden el concepto de que el teatro está para llegar a Dios y que es parte de nuestra cultura y patrimonio cristiano.

Si ya ni en la universidad son capaces de buscar la verdad sin prejuicios mundanos y siempre llevando el timón hacia donde marca el mundo en cada momento .

Si piensan que Monedero tiene algo que aportar y que la ideología feminista, con su carga doctrinal destructora del cristianismo puede encontrar hueco en una universidad,  entonces claramente esa universidad ha dejado de ser luz y de buscar la Verdad.

Algo pasa para que un profesor tenga que pedir perdón por pensar cómo piensa y sin embargo Angela Paloma, feminista declarada, pueda dar una charla de hora y media en la universidad nombrando a Hilary Clinton , no precisamente para criticarle, y que nadie se escandalice.

Algo pasa y es muy llamativo que a todo el mundo le parezca bien.

Algo pasa para que nadie lo vea.

¡ qué arda tu corazón!

24 comentarios

  1. Personalmente, creo que es un artículo demasiado crítico teniendo en cuenta que la escritora no ha visto la obra. Entiendo que pueda haber sentido la necesidad al haber escuchado ciertos comentarios, pero llegar a escribir las líneas anteriores me parece excesivo. Incluso tras haber avisado de ello, nunca entenderé a quien, diciendo que no sabe de un tema, sigue hablando del mismo.
    El teatro ha ido evolucionando, y veo la razón de la escritora cuando dice que el cristianismo le aportó mucho bien. Pero el texto representado el pasado viernes fue, palabra por palabra, creado por un gran dramaturgo de la Grecia clásica. Veo necesario contextualizar a la escritora, pues quizá haya cosas que no se ha planteado. El teatro ha existido desde mucho tiempo antes de que el cristianismo y, al igual que pasa con los filósofos, no debemos olvidarlo ni menospreciarlo. Somos enanos a hombros de gigantes. ¿Que es feminista? Sí, pero usar una palabra que apela al trato igualitario, digno y respetuoso entre hombre y mujer como un insulto me choca bastante. ¿Acaso en aquella época no era necesaria esa igualdad?
    Unos años en los que se asumía que la mujer no tenía alma, que no era mucho más una moneda de cambio. Doy gracias al feminismo, pues me ha permitido votar y participar de la política de mi país. Me ha permitido estudiar la carrera a la que he sido llamada.
    ¿Que la universidad abre sus puertas a personas con ideas distintas a las suyas? Estoy increíblemente orgullosa de ello, pues todo ser humano ha de ser tratado con consideración. El principal mensaje de Cristo fue el de tratar a las personas que nos rodean con amor y respeto. Menospreciar de esa forma a una persona no es propio de un buen cristiano. Dejar de escucharle solo por no tener la misma opinión de uno no hace más que empobrecernos. Y escuchar no quiere decir estar de acuerdo. Definitivamente, quien menos tiene que aportar es quien no cree que los demás puedan hacerlo, encerrándose así mismo en una habitación de orgullo, mirando por encima al resto.
    Creo firmemente que la Universidad, quizá más que nunca, está apostando por formar a personas íntegras. Personas capaces de escuchar y defender sus propias ideas sin violencia ni soberbia. Personas con una mente abierta capaces de ver lo bueno en los demás. Capaces de apreciar el arte, antiguo y actual, y de valorarlo por lo que también nos ha aportado. Creo que la Universidad de Navarra arde en deseos de formar a personas curiosas y apasionadas, con ganas de aprender del mundo y las almas que lo habitan, con ganas de amar y ayudar a los demás, con ansias de interactuar con los demás. Con vocación de, entre todos y sin excluir a nadie, construir un mundo mejor que el que tenemos.
    He escrito este mensaje apelando al derecho de opinar distinto, creyendo que este foro estaría abierto a un debate sano. Si esto no está bien visto o permitido, me disculpo con antelación por ello.

    Le gusta a 1 persona

    • Estimada María, tienes todo el derecho a opinar sobre lo que he escrito, claramente por eso lo he escrito. Quería decirte que estas personas me comentaron ante todo el tema de la sensualidad que se representó en algunas escenas y el tema del vestuario. Les extrañó que algo que nos meten en todas las series , obras de teatro y de televisión a tiempo y a destiempo también lo representaran en una obra de la Universidad, sin hacer censura del tema. A mí me parece mal, entiendo que a ti te guste como le gusta a la mayoría . A mí me gusta un teatro que transmite ideas cristianas e incluso un teatro griego cristianizado podríamos decir. Creo que la cultura se ha dejado de la mano por parte de los cristianos y que los cristianos que lo han cogido, no han asumido el papel de evangelizar a través del mismo, el papel de extender la cultura cristiana a través del mismo. Entiendo que a otras personas no les guste esta postura y por eso la critico, como critica usted la mía. Como digo en el escrito creo que el cristianismo es como una varita mágica que hace mejor todo lo que toca y por eso así como hay grandes directores de teatro que representan obras de Calderón y las estropean y por eso no dejan de ser grandes directores de teatro. Creo que las estropean porque como bien dices son enanos, pero que no se han subido a ningún hombro de gigante. Son enanos porque les falta esa visión cristiana y creo que en una universidad católica es lo que debe fomentarse. Sería quedarnos picoteando como gallinas cuando podemos volar como águilas. Creo en el teatro como instrumento evangelizador, por eso me duele cuando no lo tratan así y se limitan al arte por el arte, Es mi forma de pensar, te doy las gracias por escribirme la tuya.Muchas gracias por su participación.

      Me gusta

  2. Todo mi apoyo a la titular de El Oriente en llamas. La persona que muestra su discrepancia no entiende lo que, en principio, debe ser una Universidad Católica como la Universidad de Navarra. Y, desgraciadamente, tampoco entiende lo que es un teatro de inspiración cristiana. No me extraña, de todas formas, el entusiasmo que muestra a la Universidad de Navarra, porque, con semejantes aportaciones culturales, dentro de poco dejara de ser Católica, y será, simplemente, la Universidad Mundana de Navarra.
    Ánimo, Belén, y a seguir adelante.

    Me gusta

  3. Yo asistí a la representación de la obra de teatro, y veo que puedo juzgar (aunque opino que el escritor del artículo tampoco se ha mojado demasiado, y creo que ha sido adecuado su comentario aunque no haya visto la obra) y simplemente he de decir que no distinguiría esta obra de teatro que la de otro grupo teatral totalmente pagano.

    Creo que esto es un problema, ya que la universidad de Navarra debería (digo debería aunque la palabra correcta es debe) más bien, fomentar la cultura cristiana.

    Me gusta

  4. Yo no fui, pero debo decir que más de uno comentó el tema sensual en el grupo de amigos y dijo. Vaya vaya con la universidad, parece que se está desmelenando.

    Me gusta

  5. Estimada Belén:
    Soy estudiante del quinto curso de Filosofía y Derecho en la Universidad de Navarra. Desde los tres años me he formado en colegios del Opus Dei, mis padres son super numerarios y yo mismo recibo formación semanal en un centro de la Obra aquí en Pamplona. También soy el director de Medea, la obra que se representó el pasado viernes 16 de febrero en el MUN y a la que asistieron mis padres, mi director espiritual (doctor en teología y filosofía) y varios amigos y profesores numerarios (todos ellos, personas cultas, salieron encantados).
    Permítame que como católico y como director de la obra, defienda mi posición artística y las elecciones que tomé en este montaje de Medea. Por lo que puedo leer en su artículo, quizás lo que más pudo herir su sensibilidad fue la sensualidad de algunas escenas de la obra. A este respecto, permita que le explique el porqué de la misma. En primer lugar, la sexualidad humana es una realidad compleja y única, que poco tiene en común con la sexualidad humana; es una realidad vinculada radicalmente con emociones, sentimientos… pero, especialmente, con el amor (no en vano decimos que el amor “se hace”). Efectivamente, resulta complicado hablar de algo tan hermoso sin resultar vulgar, y considero que sólo el arte posee esa virtud elevante que nos permite enseñarla sin denigrarla. El arte goza del poder de mostrar y expresar la sexualidad humana sublimándola. La sensualidad que teñía algunos aspectos de la obra no era gratuita. Pretendía expresar los complejos vínculos de amor y desengaño que arrojan a los protagonistas hacia el terrible final de esta tragedia, pretendía mostrar un amor salvaje e irracional, a la vez humano y frágil.
    No es necesario que toda manifestación artística recoja expresamente referencias al menaje de Cristo para que logre acercarnos a Él. De hecho, las primeras obras de arte cristiano, el arte paleocristiano, ocultaba la historia de la salvación mediante imágenes y mitos (véase el símbolo del pelícano o el mito de Orfeo y Eurídice que ejemplifican el sacrificio de Cristo). Siendo Dios la Verdad, el Bien y la Belleza, es natural que el arte, en todas sus manifestaciones, así como la belleza del cuerpo humano, nos conduzcan irremediablemente a Él.
    Permita que le haga una pregunta: ¿quemaría usted la Venus del espejo de Velázquez? ¿Y los Museos Vaticanos? ¿El David de Donatello o de Miguel Ángel? ¿Quemaría Madame Bovary? ¿y La Celestina, El retrato de Dorian Gray, Romeo y Julieta o La visita de la Vieja Dama? Si todo el mundo pensara como usted, la cultura cristiana que tanto elogia, no existiría.
    Si no hemos logrado, técnicamente, alcanzar el nivel artístico necesario para conseguir mostrar esa sexualidad sin resultar ordinarios, le pido disculpas. No obstante, si no ha visto la obra, no puedo saber si, efectivamente, no hemos logrado esa calidad estética.
    Respecto al mensaje feminista, no puedo imaginar en qué medida es incompatible con el mensaje de Cristo y de su Iglesia. Dios puso la Salvación en manos del sí de la Virgen. En su historia y su contexto, no puedo ver un Dios más “feminista” que el mío.
    Escribo estas palabras porque considero necesario que los católicos vivamos libres de esos prejuicios que con gran acierto critica en su artículo y espero que mis palabras le hagan reflexionar en este respecto.
    “Quien tenga oídos para oír, que oiga”.

    Me gusta

    • Muchísimas gracias por su aportación. No ví la obra, y mi crítica nada tiene que ver con la calidad artística que seguro que era muy buena. Entiendo como usted dice que se puede llegar a Dios a través del amor, la bondad y la belleza y que una pintura o una escultura desnuda realizada por Miguel Angel nada tiene que ver con una escena sensual en vivo, realizada por personas con sentimientos y emociones y que puede despertar emociones sin ninguna responsabilidad, como bien decía San Agustín respecto a su crítica del teatro pagano. Creo que esa es la clave de mi crítica.
      Como usted bien dice la sexualidad humana es una realidad compleja y así como un cuerpo desnudo vivo en una playa puede herir sensibilidades por muy bello que sea porque atenta contra el pudor, no de la misma manera una escultura o pintura plasmadas en un cuadro en el que no hay movimiento y podríamos llamar es una naturaleza muerta , además los sujetos del arte no tienen emociones , ni sentimientos, Me refiero por supuesto a las pinturas y esculturas.
      Supongo que será falta de sensibilidad artística por mi parte y por parte de quienes les escandalizó.
      Tampoco me gustaría que ninguno de mis hijos, a los que les gusta muchísimo el teatro tuvieran que representar esas escenas, por mucha belleza que impliquen, de la misma manera que si mi marido tuviera que representarlas, tampoco me gustaría verlo todos los días acariciándose sensualmente con una extraña que no fuera yo, por mucha belleza que haya en la escena. Quizás sea retrógrado por mi parte, pero no termino de ver la bondad y el bien en una escena de ese tipo, teniendo en cuenta que quienes las realizan son seres humanos con sus emociones.
      Por supuesto creo que la sexualidad es algo bello, pero creo que todo tipo de manifestaciones sensuales deben quedarse en el ámbito de lo íntimo y reducidas a los sujetos cuyas emociones sean VERDADERAS., no solo por el público en el que puede despertar emociones y sentimientos sin responsabilidad sino por los actores responsables de transmitirlos. Creo que algo tan sagrado como el amor y el cuerpo y la sexualidad humana debe circunscribirse únicamente a las personas implicadas y cuyos sentimientos sean auténticos.
      Como le digo será falta de sensibilidad y de no terminar de entenderlo. Quizás para ver esas obras sea necesario un sentido artístico que no todos tenemos.
      Mañana pensaba sacar algo del feminismo, así que no le respondo aquí a ese respecto.
      Muy agradecida por su participación en este foro .

      Me gusta

  6. Apoyando el comentario último del blog que me ha gustado mucho, quisiera añadir una cosa que decía mi abuela y que creo que puede ayudar a entender. Ella decía : con las cosas de comer no se juega y con las del corazón menos. Me ha gustado mucho lo que ha dicho de limitar las manifestaciones de sensualidad a la intimidad y a los sujetos cuyos sentimientos sean verdaderos. Gracias al blog, creo que los cristianos a veces perdemos el norte y nos dejamos llevar por cantos de sirena.

    Me gusta

  7. Yo me pregunto qué actitud debe tener un cristiano al hacer aguas mayores, porque claro… La gravedad del asunto no es menor si hay que impregnar todo de “cultura cristiana”

    Me gusta

    • A Txema le diría que tal vez con menos sorna y mordacidad su comentario sería más amable y digno de escucha. Pero por la cortedad de miras de la bloguera supercatólica pase esta vez, que si dejamos que el fanatismo so capa de verdadera fe (¡qué puntazo lo de que escribe sin prejuicios!) nos tape los ojos estamos apañados.

      Me gusta

  8. ¡Tienes razón Txema!
    Habría que preguntarse como lo hacían los apóstoles…
    Yo creo que ese asunto no debe pasarse por alto.

    Es una pena que ningún padre de la iglesia hable de estos temas, y se centren en otros tan irrelevantes como es el teatro, un mero arte que nació desde los comienzos del desarrollo del hombre y que sigue patente hoy…

    Me gusta

  9. Todos estos de Medea, el director t actores son simples herejes, el humo de Satán está en la Iglesia, y muy adentro. Tengamos cuidado con ellos.

    Me gusta

    • Por desgracia, esto lleva sucediendo desde hace mucho tiempo, ya desde el tiempos en que los apóstoles echaron a suertes el puesto sucesor del Apóstol y recayó en Matías, al igual que hicieron los legionarios con la túnica sin costuras de Cristo…

      Me gusta

  10. Es verdad César, el problema es que la vida es más importante que la curiositas. El trascendental del Verum como consagración de la vida de fe.

    Me gusta

  11. Yo estuve viendo la obra y no me pareció tan mal la vestimenta de las mujeres. Es más, creo que la de los hombres era la más provocadora. ¿Por qué está bien visto que ellos muestren su torso y las mujeres no? También es sensual. Además ellas tapadas que ellos.

    Me gusta

  12. Eso también es cierto Ramón, pero no olvides que la mujer es débil y debe ocultarse y someterse al marido. Por eso deben ocultar su cuerpo que es pecaminoso. Belén, ¿tú que piensas sobre esto? Utilizas velo, en Nicaragua en mi familia lo siguen usando y es porque queremos eh…

    Me gusta

    • Anita, aún no he hecho drama , para lo que podía haber “montado” teniendo en cuenta las circunstancias que usted desconoce y los motivos que me han llevado a escribir esta crítica, sin ni siquiera haber visto la obra. Cuando sea madre lo comprenderá. ¡ que arda tu corazón!

      Me gusta

  13. Supongo que Ramón y Padre Orlando comparten dirección de correo electrónico. Cada vez que intervenga puede ponerse nombres diferentes, así le da ambiente teatral. Gracias por sus aportaciones, siempre es enriquecedor conocer a personas que opinan diferente. ¡ que arda tu corazón!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s