Chiodi no es el primero que ataca la Humanae Vitae, ni el último…

DO786

 

Debo decir que una de las cosas más llamativas en muchos hombres de Iglesia, es ese intento de arrasar con todo lo anterior, como nuevos mesías que traen su ley nueva y como si todo aquello que nos les gusta, habría que reinterpretarlo a la luz de los nuevos soplos del Espíritu Santo.

Estas últimas semanas el “espíritu” parece que sopla por el ala de la Humanae Vitae, sin más, les molesta esta encíclica y Chiodi, no es el primero en hablar de ella .

Ya en 2008 el muy insigne cardenal Carlo Maria Martini se expresaba así sobre esta moral tan molesta en la Iglesia y que hace que según él, tantos matrimonios se separen de la Iglesia.

El caso Martini, 2008., En sus Coloquios nocturnos en Jerusalén propugna «una Iglesia abierta» (edit. San Pablo, pg. 7, 168) frente a una Iglesia cerrada, obstinada en su enseñanzas y en sus normas. El señor Cardenal Carlo Maria Martini, jesuita, durante muchos años rector de la Universidad Gregoriana y después Arzobispo de Milán,ya jubilado, estima que habría que replantear en la doctrina católica varias cuestiones importantes: entre ellas, la moral de la vida conyugal, reconociendo que la Humanæ vitæ es «culpable» del alejamiento de muchas personas (141-142); y ya que el Papa no va a retirar la encíclica, convendrá escribir cuanto antes «una nueva e ir en ella más lejos» (146); las relaciones sexuales pre-matrimoniales: «aquí tenemos que cambiar de mentalidad» (148-151). Éstas y otras, «son cuestiones a las que tendría que enfrentarse el nuevo Papa y a las que tiene que dar nuevas respuestas. Según mi opinión, entre ellas está la relación con la sexualidad y la comunión para los divorciados que han vuelto a contraer matrimonio ». Adviértase que ésos que «vuelven a contraer matrimonio », en realidad «contraen  adulterio», para ser más exactos.

Las expresiones del Sr. Cardenal son siempre cautelosas –«ir más lejos», «nuevas respuestas»–, pero es claro que a su juicio la doctrina enseñada por la Humanæ vitæ sobre la moral conyugal, así como la dada por la Iglesia en otras cuestiones, sobre todo las relacionadas con la sexualidad, es una doctrina errónea, que debe ser cambiada cuanto antes. Él «sería partidario de otro concilio», que tendría como uno de los temas importantes «la relación de la Iglesia con los divorciados. Afecta a muchísimas personas y familias y, desgraciadamente, el número de las familias implicadas será cada vez mayor. Habrá que afrontarlo con inteligencia y con previsión»(entrevista con Eugenio Scalfari,político y escritor,en La Repubblica:cf. Religión Digital27-06-09).

 

Muchas de las cosas que dice Martini, no son nuevas.

¿Les suena la expresión “Una Iglesia abierta”?

 

¿Les suena la “matraca” sobre la comunión de los divorciados vueltos a casar”?

 

¿Les suena esas palabras cautelosas de “nuevas respuestas”, “sin ir más lejos”, la relación de la Iglesia con los divorciados…”cambio de mentalidad”?

Claramente esta situación que vivimos no es nueva, se llevaba incubando durante muchos años.

¿Alguien le paró los pies en el 2008 a este señor Cardenal cuando arremetía contra la moral católica bimilenaria?

¿ Y anterior a Martini, cuántos se resistieron a la encíclica?

 

Podemos decir que cuatro años antes de morir, el cardenal Martini aún tenía fuerzas para seguir atacando la sacralidad del matrimonio y la eucaristía.

¡ que arda tu corazón!

Ideas sacadas del Padre Iraburu, reforma o apostasía

7 comentarios

  1. Vittorio Messori en Pensare la Storia recoge una anécdota real. Al final de una conferencia de Hans Küng en Roma, un pastor protestante comentó que todas las reformas que propugnaba para la Iglesia Católica, sobre todo en sexualidad, ya las tenían los protestantes y sus iglesia estaban vacías. Una Iglesia que diga que no hay que vivir la castidad y la pureza, como la de la misericorditis, no es la Iglesia Católica fundada por Nuestro Señor Jesucristo. ¡ Qué proféticas resultas las palabras en Camino de san Josemaría Escrivá ” Hace falta una cruzada de virilidad y de pureza que contrarreste y anule la labor salvaje de quienes creen que el hombre es una bestia y esa labor es obra vuestra “.

    Me gusta

  2. Belén, aparte de que la valentía escasea, yo creo que muchos hombres de Iglesia tienen muy poca Fe operativa, la que vale.
    No vale nada creer en la Santísima Trinidad, si luego vives como si no creyeras.
    El que no vive como cree, termina creyendo en lo que vive.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s