¿Por qué no hay decoro ni orden en la ceremonia celebrada en el avión?

untitled

 

El desprecio por las cosas de Dios, la vulgarización de lo más sagrado es algo que hoy clama al cielo por parte de muchos hombres de Iglesia.

Como siempre me voy a apoyar  en palabras de personas mucho más instruidas y santas que yo. Al lado de sus palabras las mías se deshacen como arena.

Estas palabras están recogidas en uno de los libros de sermones parroquiales de Newman, hablando sobre Samuel y Saúl y explica así :

La primer noticia que tenemos de Samuel sirviendo ante el Señor nos recuerda el decoro y la gravedad necesaria en todo momento, Samuel representa e impresiona por su perfecto orden y decoro, convirtiéndose en instrumento sobrenatural de Dios.

Por otro lado, Saúl representa el ejemplo de la necesidad de esta reverencia , Saúl, rey réprobo, que se comportó de forma impropia y asilvestrada, alguien cuya deshonra y miseria habituales quedaban al descubierto.

Esta diferencia la vemos también hoy en día en la forma de profesar la religión, unas son como Samuel, otras como Saúl. Desde el principio han existido siempre estos dos tipos de cristianos, . Desde el tiempo de los apóstoles en la Iglesia siempre ha habido hombres que preferían otra forma de culto distinta a la de la Iglesia.

Mientras que la reverencia por las cosas sagradas ha sido, una característica de los cristianos de la Iglesia, del mismo modo la falta de reverencia ha sido la característica general de los cristianos que no son de la Iglesia. Unos han profetizado con reverencia la venida gloriosa del gran Juez como Samuel y otros según el modelo de Saúl.

Es tan natural la conexión entre espíritu reverencial en el culto divino y fe en Dios que lo realmente sorprendente es cómo alguien puede imaginar siquiera que tiene fe en Dios y al mismo tiempo permitirse irreverencias con Él.

¿ Cómo puede alguien creer en Dios y tomarse libertades con Él?.

Creer y no ser reverente, dar culto chabacanamente y sin tomarse mayores molestias , es algo que va contra la naturaleza de las cosas, una anomalía desconocida incluso para las religiones falsas, por no hablar de la verdadera.

Esta falta de reverencia, de respeto sigue Newman explicando, que estas personas consideran que de una forma u otra, bien sea por favor de Dios , bien por su propia iluminación, ellos han alcanzado una tal cercanía a Dios que no necesitan el temor en absoluto, ni tampoco someter sus palabras a restricción alguna cuando se dirigen a Él.

Han decidido que el respeto es superstición y la Reverencia o ponerse de rodillas es esclavitud.

Ideas sacadas de Sermones parroquiales de Newman

Señor ayúdanos a tener sensibilidad para las cosas de Dios y no perder de vista la sacralidad y el temor cuando nos dirigimos a Tí

¡ que arda tu corazón!

2 comentarios

  1. Ay Señor, a dónde vamos a ir a parar. Cuando leí la noticia no me lo podía creer, qué poca delicadeza, qué vulgaridad y qué poco respeto por algo tan sagrado como un Sacramento. Y lo peor, los cristianos que se enamoran de cosas como esta y te mandan mensajitos llenos de “ternura” hacia lo que ha hecho…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s