El cristianismo no es moderno, ni puede serlo nunca.

 vs92a
Seguimos alertando sobre el personalismo, sus coqueteos con el modernismo y la modernidad

Personalismo(viene del post anterior)

 

COMENTARIO II

«Por último queremos hacer notar que el personalismo nunca se enfrenta a la modernidad como si estuviera fuera de ella porque, aunque está entroncado con la filosofía clásica, es una filosofía que nace, en concreto, en el siglo XX» (Ibid., p. 194)

La pretensión personalista de estar entroncado en la via antiqua (el pensamiento católico tradicional) y a la vez ser una filosofía moderna, nos parece un imposible y un contrasentido. No se puede encender una vela a Dios y otra al diablo.

Asimismo, su declaración pacifista —ese suicida no querer enfrentarse a la modernidad— , sólo puede tener consecuencias nefastas. El aggiornamento personalista ha sido un fracaso: abrir la puerta al mundo moderno, como si no fuera esencialmente erróneo en su motivación fundante y su objetivo, es un proyecto eclesial auto-deconstructivo. Los malos frutos están a la vista. Décadas de posconcilio abierto a la Modernidad lo confirman con hechos clamorosos.

Es evidente que el sobreoptimismo fenomenológico, su ingenua apertura a la via moderna, ha sido un conato de autodemolición. Porque si el católico, que es tradicional, actúa como el no católico, que es antitradicional, obra y piensa como quiere la mentalidad dominante y el espíritu de la época; pierde irrevocablemente su identidad, se deshace como todo hombre sugestionado por el tiempo: se hace devoto de la diosa Historia y víctima del Maelstrom.

El cristianismo no es moderno, ni puede serlo nunca. Como dice Gómez Dávila en otro Escolio: «La vulgaridad consiste en pretender ser lo que no somos». Y en otro: «La originalidad necesita adosarse a la continuidad de una tradición». Y en uno más: «El moderno nunca se siente tan personal como cuando hace lo mismo que todos»

***

COMENTARIO III

«El yo es un descubrimiento tardío del espíritu humano que reflexiona sobre sí y se revela a sí mismo como la idea. La filosofía antigua no sabía todavía nada de él. Porque fue por el espíritu del cristianismo […] por lo que por primera vez despertó el hombre a la conciencia de sí» (F. EBNER, La palabra y las realidades espirituales, Caparrós, Madrid 1995, p. 25)

Los personalistas consideran que un aspecto positivo de la Modernidad es el descubrimiento del yo, entendido como sinónimo de descubrimiento de la persona y, por lo tanto, de la dignidad humana. Aborrece la concepción católica tradicional del ser humano (…)tiene alergia a toda concepción metafísica del hombre; y rechazando el concepto tradicional de sustancia, prefiere tomar sus conceptos de la psicología, o de sus psiquiatras de culto, como Victor Frankl.

—Que la mente moderna abandona la consideración metafísica del hombre es sin duda cierto.(…).

El abandono de la visión metafísica del hombre supone (…)la subordinación de la ley natural a la conciencia subjetiva. Supone la primacía de lo situacional, del yo personal, cambiante, ideal y flexible, sobre el orden objetivo de las esencias. Fundamentar en la psicología y la teoría del valor —como hace Bernhard Häring, por ejemplo—la dignidad humana, supone privarla de realidad, subordinarla a la voluntad, y caer en el nominalismo.

Además, es una perspectiva que deja indefensa la mente occidental ante la ideología de género, pues la vuelve vulnerable a sus nociones. (…)

Los personalistas no admiten ser nominalistas. Pero, como hemos visto, su concepto movilista y psicologista del yo, y sus prejuicios contra los términos metafísicos como sustancia o naturaleza, les hacen vulnerables a Ockham y a su apología de la experiencia individual.

Continuará…

http://infocatolica.com/blog/mirada.php/1710211209-216-personalismo-iv

 

***

4 comentarios

  1. Sigo viendo contradicciones por todas partes. El blog estaba bien pero estos artículos del personalismo chorrean por todas partes. En fin. No voy a perder el tiempo comentándolos, cualquier persona con una mínima formación filosófica se da cuenta de los serios problemas que plantea este análisis.

    Me gusta

    • Por supuesto está en su derecho de comentarlos y de estar de acuerdo con ellos, pero es un hecho que el hombre hoy ha sustituido a Dios, hoy en los ambientes católicos se habla de humanismo cristiano para justificar el desbancar a Cristo y reducirlo a las 4 paredes de una Iglesia. Hoy se habla de caridad en los ambientes católicos, pero es una caridad que no tiene que ver para nada con la caridad cristiana, porque no tiene nada que ver con la verdad,, se habla de humanidad. se habla de humanitarismo, a los católicos se nos llena la boca con esas palabras y con suerte algunos dicen humanismo cristiano, pero detrás de eso se esconde un no querer poner a Dios en el centro y todo esto que le estoy diciendo no tiene porqué tenr la culpa el personalismo, pero si que ha contribuido y bastante. Por lo que veo usted está tan metido en Dios y tiene a Dios tan en el centro de todas sus actividades que no ha podido percibir esto que le comento y que yo lo veo claro como el agua. Unidos en cristo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s