Solo se oye hablar de inmoralidad entre vosotros y una inmoralidad tal, que no se da ni entre los gentiles.

San_Pablo_(El_Greco)

Estos días se siembra la confusión en la Iglesia por parte de los mismos sacerdotes, se habla con palabras empalagosas, como si fuéramos moscas a las que hay que atraer.¿ No nos damos cuenta que la Palabra de Dios, no necesita marketing ?

¿ Somos conscientes que los primeros cristianos llamaban a las cosas por su nombre?

¿ Pensamos acaso que nosotros, acostumbrados nuestros ojos a ver todo tipo de escándalos y depravaciones en los medios de comunicación somos más sensibles a la palabra adulterio o a la palabra inmoralidad?

Debemos volver a nuestras raíces, debemos volver a Cristo. Si no lo hacemos¿ en qué nos diferenciaremos del mundo? ¿ No resuenan acaso “escandalosas” y “duras” estas palabras del apóstol que leemos?

“I Corintios, 5”
 

1.”Sólo se oye hablar de inmoralidad entre vosotros, y una inmoralidad tal, que no se da ni entre los gentiles, hasta el punto de que uno de vosotros vive con la mujer de su padre.

2. Y ¡vosotros andáis tan hinchados! Y no habéis hecho más bien duelo para que fuera expulsado de entre vosotros el autor de semejante acción.

3. Pues bien, yo por mi parte corporalmente ausente, pero presente en espíritu, he juzgado ya, como si me hallara presente, al que así obró:

4. que en nombre del Señor Jesús, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de Jesús Señor nuestro,

5. sea entregado ese individuo a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu se salve en el Día del Señor.

6. ¡No es como para gloriaros! ¿No sabéis que un poco de levadura fermenta toda la masa?

7. Purificaos de la levadura vieja, para ser masa nueva; pues sois ázimos. Porque nuestro cordero pascual, Cristo, ha sido inmolado.

8. Así que, celebremos la fiesta, no con vieja levadura, ni con levadura de malicia e inmoralidad, sino con ázimos de pureza y verdad.

9. Al escribiros en mi carta que no os relacionarais con los impuros,

10. no me refería a los impuros de este mundo en general o a los avaros, a ladrones o idólatras. De ser así, tendriais que salir del mundo.

11. ¡No!, os escribí que no os relacionarais con quien, llamándose hermano, es impuro, avaro, idólatra, ultrajador, borracho o ladrón. Con ésos ¡ni comer!

12. Pues ¿por que voy a juzgar yo a los de fuera? ¿No es a los de dentro a quienes vosotros juzgáis?

13. A los de fuera Dios los juzgará. ¡Arrojad de entre vosotros al malvado”
I Corintios, 5 – Bíblia Católica Online

Leia mais em: https://www.bibliacatolica.com.br/es/la-biblia-de-jerusalen/i-corintios/5/

¡ Que arda tu corazón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s