¡Cuánta mundanidad en colegios y universidades que se consideran católicos!

 

newman_23

Cada época nos dice Newman tiene sus propios pecados y sus propias tentaciones. Él nos explica que el pecado de nuestra época puede ser el deseo de adquirir más bienes temporales (no sólo dinero, sino éxito, poder, influencia, prestigio en el trabajo) de los que Dios nos ha dado…Gran cantidad de gente no se dan por satisfechos con lo que poseen, quieren espectáculo, lustre, la admiración de la masa, les gusta atraer las miradas , los mejores asientos, ostentar títulos honoríficos…. La mayoría de estas cosas son nocivas para el alma porque absorben el tiempo que deberíamos dedicar a la religión. Mantener un espíritu religioso en medio de los compromisos y agitación de este mundo sólo es posible para un santo.

La prosperidad, el éxito, los bienes , el éxito nos llevan a amar al mundo y a confiar en el mundo. No solo nos mundanizamos , sino que perdemos nuestra fe. Poco a poco aprendemos a sostener y a defender el error.

La familiaridad con este mundo vuelve a los hombres disconformes con la doctrina del camino estrecho, caen en herejías e intentan obtener la salvación en mejores condiciones de las que Cristo nos ofrece.

¿ No está describiendo Newman, toda esta situación actual en la que conferencias episcopales aceptan la comunión a los adúlteros, amparándose en una exhortación apostólica como AL? ¿ No está describiendo Newman a esas universidades, que se consideran muy ortodoxas y “presumen” de su influencia en el mundo académico, pero  que invitan a personas defensoras del aborto y defensoras de posturas totalmente contrarias a la ley de Dios?

Newman nos explica que estas personas mundanizadas, forjan sus opiniones a partir de deseos, si sus expectativas dependen de determinadas personas, las honrarán las cortejarán , adoptarán sus puntos de vista y se olvidarán del poder de la Providencia divina, que está por encima y la necesidad de su bendición para edificar la casa y guardar la ciudad(Sal 127,1).

Señor cuánta mundanidad en colegios, universidades, academias pontificias que se dejan deslumbrar por los poderes del mundo, del éxito, la riqueza, la influencia mundana, olvidando y enturbiando el verdadero camino. No se puede servir a dos señores.

No puedes dialogar con los defensores del aborto por muy lejos que hayan llegado en la vida, por muchos premios mundanos que hayan conseguido.

Es una hipocresía ser católicos y defender la vida, si luego das el micrófono a personas que públicamente están en contra de todas tus ideas.

Dentro de poco, los católicos, los auténticos, serán apartados, serán ridiculizados, serán tachados de locos, de vivir un mundo que no es real, incluso llegarán a ser perseguidos. Y todo esto lo harán sus propios hermanos católicos, aquellos con los que compartieron una vez religión, pero que han elegido el camino del éxito, el camino del mundo y han querido compaginar servir a dos señores.

¡ que arda tu corazón!

Ideas cogidas de sermones parroquiales: ” Ventajas temporales”

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s