¡Señor, a tus enemigos hazles fracasar en sus intrigas!. ¡Escucha mi gemido!

meditaciones-de-un-cristiano-ii-sobre-los-salmos-52-150

Seguimos con este libro , muy recomendable.

Realmente impresionante y bello este Salmo. Señor líbranos de los impíos

Salmo 5

1 Para el fin, por aquella que consigue

la herencia, salmo de David.

2 ¡Penetren tus oídos mis palabras, Señor,

escucha mi gemido!

3 ¡Atiende mi oración suplicante, oh

mi Rey y mi Dios!

4 ¡Porque a ti te rezo, oh Señor! Por la

mañana temprano escuchas mi llamada.

5 Por la mañana temprano me presento

ante ti y te busco con la vista,

pues no eres Tú un Dios que se

complace en la injusticia.

6 Y el malvado no puede estar ante ti,

ni los injustos resisten ante tus ojos.

7 Detestas a los que hacen el mal, exterminas

a los mentirosos; al hombre

fraudulento y sangriento lo abomina

el Señor.

8 Mas yo, por la abundancia de tu

amor, entraré en tu casa, te adoraré

frente a tu santo templo lleno de tu

temor.

9 ¡Señor! Guíame en tu justicia, frente

a mis enemigos allana el camino ante

mí.

Que no hay veracidad en su boca, su

corazón es vano.

11 Su garganta es un sepulcro abierto,

con su lengua cometen engaño, ¡llévalos

a juicio, Señor! ¡Hazles fracasar

en sus intrigas, arrójalos por la

multitud de sus fechorías, porque te

han provocado la ira, oh Señor!

12 Y alégrense los que a ti se acogen, se

alborozarán por siempre y Tú morarás

entre ellos. Y exultarán en ti los

que aman tu nombre,

13 porque Tú bendices a los justos. Oh,

Señor, como con un escudo nos cubres

con tu favor.

Comentario al Salmo

Apenas hay alguno entre los 150

salmos en que no se hable de los enemigos, de los impíos,

de los malhechores o, al menos, de aquellos que

no ponen su esperanza en Dios, como hace el salmista,

sino en su propia fuerza. Lo segundo que se impone

es lo siguiente: los enemigos se identifican siempre

con los malhechores, con los impíos. Son enemigos de

Dios. Y a veces resulta que los enemigos de Dios son

enemigos del orante. En ocasiones, es el orante mismo

quien los declara como tales porque son enemigos de

Dios….

¡ que arda tu corazón!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s