Los enemigos de la Iglesia quieren convertir el catolicismo en una ideología.

124412_278161

 

Últimamente ante tanto despropósito junto, veo que o hace falta estar muy, muy ciego para no ver qué está ocurriendo o hace falta estar muy, muy desinformado o por llamarlo de otra manera muy, muy desinteresado. Hoy muchos católicos viven en su zona de “confort”. Del trabajo a mi casa, y ya, lo que esté pasando en la Iglesia , pues “pa” los curas, porque nosotros con nuestra familia ya tenemos bastante, qué es lo que oigo decir a muchos, muchos.

Ahora se pretende reescribir la historia, dentro de la Iglesia católica o lo que es lo mismo pretenden mentirnos desde las más altas esferas. No puedo resistirme de traerles un artículo del Padre Aberasturi, tan clarito como siempre. Dios mío envíanos más sacerdotes como el padre Aberasturi, al menos para que fieles como yo no se sientan tan solos en este mar de despropósitos. Les dejo con el artículo:

 

He intentado leer “La Conjunta”, o sea, la (in)deseable Declaración “hermana” de católicos y luteranos, con ocasión -o sin ella, daba igual: estaba escrito que se iba a hacer y punto- del 31 de octubre por lo de los 500 de Lutero…, y se me han empezado a fundir las neuronas. Es que lo notaba… y he tenido que dejarlo: me estaba poniendo malo, la verdad.

Sinceramente: es infumable desde su mismo inicio. Es que no es católica…, ni teniendo las tragaderas que se están instalando en la Iglesia Católica de unos años a esta parte. Y desde luego, yo no la firmo.

Es que, en conciencia, no la puedo asumir. En segundo lugar, no lo puedo hacer por los católicos que han dado su sangre frente a estos herejes. En tercer lugar, por los Papas que se han dejado la piel defendiendo la Fe de la Iglesia y el “sensus fidei” de sus hijos. Y, en primerísimo lugar, por el mismo Jesucristo, del que Lutero renegó.

Reescribir la Historia, la verdadera Historia, la que han forjado con sus vidas los hijos de Dios, es un desatino, por ser un engaño, una mentira, una inmoralidad inadmisible.

Primero, porque sin “esa” historia nos quedamos sin referentes, colgados en el vacio, y nos convertimos en “versos sueltos”: la negación de lo humano: nos convertiríamos de suyo y simplemente en animales, que “no tienen historia” -no la pueden tener-, porque “no la hacen”.

Y segundo, porque eso, “reescribir la historia”, ha sido y es una de las señas de identidad del marxismo y de todas las ideologias, que sólo están basadas en la mentira como sistema.

La Iglesia Católica no puede “comulgar” ni de lejos en nada q se le parezca, por muy buena intención que tenga. Pero con sólo la buena intención no se va a ninguna parte: el “detalle” de la verdad no se puede obviar, porque ya no obraríamos desde la caridad, como dice san Pablo, que tenía la manía de no callarse nada; y todo por Jesucristo, “que me amó y se entregó a Sí mismo por mí”.

De intento, no me he detenido en ninguna de sus desafortunadas afirmaciones -por decirlo con delicadeza- porque ni me compensa a mi ni a ustedes.

https://infovaticana.com/blogs/aberasturi/reescribir-la-historia-puro-marxismo-pura-idiotez/

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s