Vosotros habéis dispersado las ovejas mías, las empujasteis y no las atendisteis. Mirad que voy a pasaros revista por vuestras malas obras.

false-prophets

 Cada día debemos recurrir a la oración, a los sacramentos para fortalecer nuestra fe, ante los signos de estos tiempos.

 Muchos fieles estamos confundidos ante los mensajes contradictorios de muchos pastores que dispersan el rebaño. Hoy por desgracia muchos pastores son lobos disfrazados de oveja. Pero también abundan fieles que no saben distinguir la voz del Buen pastor. Ese pastor de doctrina clara, que habla del Espíritu Santo y no de gnosis extrañas, ni de espíritus , ni de  misterios, ni de sorpresas que nada tienen  que ver con la doctrina que Cristo vino a revelar a los corazones sencillos. Hoy abundan esos pastores extraños, que dicen cosas extrañas, que quieren acabar con todo lo sagrado , que quieren acabar con lo que ha sido sagrado para nuestros padres y abuelos, quieren acabar con todo lo que ha costado la sangre de los mártires. Nuestros mártires dieron su vida, por no negar ni una sola verdad de fe, algunos por no querer ofrecer incienso a unos dioses falsos. Y hoy cuántos pastores, obispos, eclesiásticos se “venden” y niegan las más elementales verdades de fe. Ahora la pena de muerte, contradiciendo  a los santos padres de la Iglesia y hasta a las mismas Sagradas escrituras, se pone en entredicho y nadie mueve un solo pelo de su bigote. Ahora la ideología de la misericordia se carga la sacralidad de la familia, la sacralidad de la eucaristía, y nadie mueve un solo pelo del bigote. Ahora nos cargamos también el bautismo porque, si hasta los budistas, musulmanes etc… son hijos de Dios, para qué sirve.

Hoy ni los fieles , ni muchos pastores  se dan cuenta que el pasar por alto todos los abusos que se están dando es el peor pecado , porque va directamente contra Dios Nuestro Padre y contra la Iglesia puesta para su custodia. Hemos antepuesto cualquier excusa, asunto , negocio a la Verdad de Cristo y eso es prostituir el Evangelio.

Hoy se han invertido los términos y los garantes de la buena doctrina, son perseguidos e incomprendidos por muchos católicos. Hoy los malos y los que crean división son los cardenales que presentaron las “dubia”. Hoy los malos, en esta “nueva Iglesia” son los que defienden la Verdad, esos son los perseguidos e incomprendidos. Hoy los vigilantes que tocan la trompeta avisando de la confusión son perseguidos y “apedreados”.

Pero si esos falsos pastores, mataron a su Hijo, ¿cómo nos puede extrañar que hoy también intenten silenciar a los que hablan en su nombre?.

“Pues así dice Yahveh, el Dios de Israel, tocante a los pastores que apacientan a mi pueblo: Vosotros habéis dispersado las ovejas mías, las empujasteis y no las atendisteis. Mirad que voy a pasaros revista por vuestras malas obras – oráculo de Yahveh -.”
Jeremías, 23

¡ que arda tu corazón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s