No me hables de martirio, eso era antes… Ahora hay que ser muy positivos y no hablar de esos temas tan desagradables.

bishop-schneider-1-810x500

 

Por Pete Baklinski. LifeSiteNews. 20 de octubre de 2017.

 

Los católicos que se esfuerzan por permanecer en fidelidad a los “grandes tesoros” de su fe católica deben estar preparados para el martirio pues ya han sido testigos no solo de paganos y de no creyentes, sino también otros católicos que se han convertido en herejes, dijo en una charla el Obispo de Kazajistán, Athanasius Schneider.

Schneider, Obispo Auxiliar de Astana, Kazajistán, dio el discurso principal el jueves en la Conferencia Internacional sobre Control de Población. El simposio en línea tuvo como objetivo abordar la amenaza del control de la población y examinar cómo trabajan los enemigos radicales de la vida para socavar y subvertir a la Iglesia Católica. El evento fue organizado por el Instituto Lepanto.

El Obispo, en su charla titulada “Fe católica y martirio”, dijo a los participantes que Nuestro Señor prometió:

“Sé fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida” (Ap. 2, 10).

“Estas palabras de Nuestro Señor son una tarea santa para cada cristiano. Ser fiel significa preservar la fe, la cual está infundida en nuestra alma por el Dios trino, en toda su integridad, pureza y belleza sin cambiar nada, sin añadir nada a sus verdades inmutables”, dijo.

Schneider dijo que cuando un católico no preserva la fe, cae en herejía.

“La herejía como infidelidad a la fe… A diferencia de un verdadero católico, el hereje todavía acepta algunos dogmas, sin embargo sólo sobre la base de su propia voluntad y su propio juicio”, dijo.

Dijo que los pecados contra la preservación de la fe “son los más grandes pecados morales, excepto los pecados contra la virtud divina de esperanza y amor”.

El Obispo dijo que los fieles católicos no deberían alarmarse de ver que “la fidelidad en la fe católica generalmente permanece como un fenómeno minoritario”.

De la minoría, algunos podrían ser llamados al martirio como testigos de la verdad de la fe.

Citó a Santo Tomás de Aquino: “Los mártires son llamados así al ser testigos, ya que sufriendo en carne hasta la muerte dan testimonio de la verdad; de hecho no de cualquier verdad, sino de la verdad que está de acuerdo con la piedad, y que se nos ha dado a conocer por cristo: por lo que los mártires de Cristo son Sus testigos. Ahora esta verdad es la verdad de fe. Por lo tanto, la causa de todo martirio es la verdad de fe”.

Algunos mártires están llamados a dar testimonio de las verdades de fe ante otros cristianos que han abandonado la fe, dijo.

“La fidelidad a la fe católica y el martirio cristiano no sólo exige la confesión sin miedo de la Verdad Divina ante paganos y no creyentes, sino incluso ante cristiano herejes”, dijo.

Schneider dio el ejemplo de Sir John Burke de Brittas en Irlanda, quien, a principios del siglo XVII, dio testimonio de las verdades de la fe católica con su muerte a manos de otros cristianos.

Schneider relató cómo John Burke declaró su aversión a las doctrinas y opiniones heréticas, y su más sincero deseo de obedecer la enseñanza de la Iglesia Católica en cuya comunión declaró que deseaba morir. Cuando llegó al lugar de su ejecución, pidió que le permitieran acercarse de rodillas, y se le permitió. Se mostró tan complacido y alegre como si fuera a un banquete suntuoso.

En el último momento se le ofreció el perdón, la restitución de sus tierras, y privilegios, si éste hacía el juramento reconociendo la supremacía del Rey en religión y si asistía a los oficios protestantes. John Burke dijo que por nada del mundo ofendería a Dios, que no cambiaría el cielo por la tierra, y que él renunciaba y abominaba todo lo que la Iglesia Católica siempre repudió y condenó.

John Burke murió en diciembre del año 1607 en Limerick, Irlanda.

 

Schneider instó a los católicos a aferrarse a su “mayor tesoro”, la fe, “que Dios puso en nuestra alma en el momento de nuestro bautismo”.

“Esta ‘fe’ significa la fe católica integral y pura”, dijo.

Animó a los católicos a rogar por la gracia de ser fieles a la fe católica, incluso hasta la muerte.

“Quisiera animarlos a mantener el más grande tesoro que tienen, la fe católica. Consérvenla sin cambios, pura, y pidan al Señor por la gracias más grande de ser fieles a la fe católica hasta la muerte, y para estar siempre dispuestos, y capaces con toda humildad, a defender la fe, a confesar su fe, y a defender su fe y la verdad con firmeza y con amor”, dijo.

“Este es mi deseo para todos ustedes, que sean creadores de la verdad y que la difundan en el mundo de modo que ustedes sean los más grandes benefactores del mundo”, añadió.

¡ QUE ARDA TU CORAZÓN!

https://dominusestblog.wordpress.com/2017/10/21/mons-schneider-los-catolicos-deben-estar-preparados-para-ser-martires-por-su-fe/#more-6522

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s