Señor, sin Ti ¿Quién podrá resistir?

2017-10-13_16-27-55

En la diócesis alemana  de Stuttgart-Rottenburg,

 

Desde noviembre de 2015, cada primer domingo de mes un grupo de ‘fieles’ forma una cadena humana que contecta las iglesias católicas y protestantes de la ciudad.

Hace días comentaba con una persona, que el emotivismo, estaba acabando con nuestra civilización occidental, y yo añadía, que también con nuestra fe.

Hoy en día hacemos el ridículo en tantas cosas…, entiendo que puede quedar bonito ver a todas esas personas unidas por ese lazo, pero para mi gusto es muy, muy ridículo.

¿Y qué tiene que ver todo esto con la Eucaristía?, pues nada, pero empiezan unidos con trozos de tela blanca y acaban comulgando todos juntos, católicos y protestantes en la misma mesa eucarística. O sea empiezan haciendo el ridículo y luego de ahí pasan al sacrilegio.

 

“Uno de los principales temores de los críticos con la ambigüedad de Amoris Laetitia, la polémica exhortación papal que ha movido, primero, a cuatro cardenales con sus Dubia y luego a cuarenta teólogos y pensadores con su ‘correctio filialis’, es el riesgo de que una mala interpretación de la misma llevara a devaluar lo que para un católico es el centro de la vida espiritual: la Eucaristía.


Y esos temores parecen concretarse en la diócesis alemana (cómo no) de Stuttgart-Rottenburg, donde el teólogo católico Theodor Pindl ha ‘invitado’ a la comunión masiva de protestantes,

La sacrílega invitación no se produce en un vacío ni surge de la nada. En el ‘Manifiesto de Ravensburg’, firmado el pasado día 8, podía leerse que el modo de iniciar el camino hacia una Iglesia ‘hospitalaria’ es “invitarnos unos a otros abierta y cordialmente a la Comunión y a la Celebración de la Última Cena”.
.
La iniciativa se retrotrae a 2013, cuando el llamado ‘Concilio de Ravensburg’ -un foro católico para el diálogo y el ecumenismo- culminó con este disparate.

 Pero Pindl, portavoz del mal llamado ‘concilio’, escribió ya en 2016 que hay que echar abajo el muro que separa a católicos de protestantes. “Los participantes quieren expresar que la Iglesia católica necesita acercarse a la iglesia protestante”, escribe Pindl.
“La Iglesia -concluye Pindl- no es un área prohibida, sino la casa del padre”. 

Como anécdota una testigo  una dama católica que vive en la diócesis, se dio cuenta del evento y cuenta:

 ” Y quería hablar con ellos. Los católicos traicionan su fe, su Iglesia y la verdad no negociable de la presencia real de Nuestro Señor Jesucristo en la hostia consagrada. No quieren escuchar lo que digo. Me aconsejan que no sea dogmática, que no sea demasiado conservador y que no sea tan insistente en la verdad.”

¡ que arda tu corazón!

https://infovaticana.com/2017/10/14/teologo-aleman-invita-al-sacrilegio-masivo-stuttgart-rottenburg/

https://translate.google.es/translate?hl=es&sl=en&u=https://onepeterfive.com/&prev=search

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s