Lo que queda después de la tormenta

hqdefault

 

 

Hacía días me contaba una amiga, ya mayor, que esta situación que estamos viviendo en la Iglesia, le recordaba a los años del postconcilio. Fueron años en los que parecía que había que romper con todo, que los dogmas no eran importantes, lo importante era acoger a todos, el teocentrismo se iba convirtiendo en un antropocentrismo, lo importante era el hombre y que se sintiera acogido, la liturgia debía ser participativa, adorar a Dios había pasado de moda, ahora el hombre iba “sustituyendo” a Dios, incluso en la liturgia. Nadie hablaba de sacrificio,era mejor hablar de fiesta, de banquete, de reunión fraternal.

En el siglo XX, el Subjetivismo hizo metástasis entre los católicos y otros cristianos,  dando origen a la desastrosa tergiversación del Vaticano II (la así llamada ‘Hermenéutica de la discontinuidad’). La «Humanae Vitae» (HV) fue una línea divisoria, desde luego, y las falsas teologías morales ganaron popularidad desde entonces.

Hoy nos encontramos con que en pleno S. XXI, el subjetivismo y el relativismo campa a sus anchas en las mentes de los católicos, sin nadie que advierta del peligro. Hace días publicábamos un post sobre Fe y razón . Hoy podemos decir con tristeza que muchos católicos han renunciado tanto a una como a otra.

Lo que se está promoviendo –algunas veces desde el propio periódico del Vaticano- son teologías y prácticas que hasta ahora fueron rechazadas como contrarias a la fe. Recuerden las consecuencias de la HV y piensen dónde estaremos en unos pocos años si las enseñanzas sobre la conciencia, el matrimonio y la Sagrada Comunión son despreciadas y, al mismo tiempo, abandonadas por los fieles, el clero y los obispos de la misma manera.

Es diabólico cómo se intenta introducir con calzador la cultura y el “pensamiento” islámico en las mentes de los católicos, a través e charlas en universidades ,colegios etc..y a la vez como se reniega de nuestra herencia cristiana. ¿Cree realmente un universitario que el islamismo , cultura que ha renegado de la razón, puede realmente enseñar algo al pensamiento tomista?

Cuando veo ahora cómo hablan algunas personas, pienso,¿qué quedará después de unos años más de esta crisis?,¿ Quién podrá resistir? Aquellos que hablen de la Verdad serán tachado de intolerantes y fundamentalistas.

En la Iglesia que veo  incomodan los dogmas y la tradición. Ahora hay que hablar como los políticos, en lenguaje político, es un lenguaje que no incomoda a nadie, es un lenguaje que sólo habla de bien común, pero que Dios no aparece. Es un lenguaje nuevo, creativo, lleno de eufemismos, eso sí , muy emotivo y muy humanista, pero que no es católico.

¡Señor cuéntanos entre tus elegidos!

¡ que arda tu corazón!

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s