Creo para entender, entiendo para creer

St-thomas-aquinas-Carlo-Crivelli-15th-c

 

Podría parecer que no existen dos visiones del mundo tan opuestas como el Islam y la modernidad: unos afirman la absolutidad del Corán como Palabra de Dios indiscutible, superior a cualquier argumento humano, los otros afirman la absolutidad de la razón humana frente a cualquier argumento religioso. Sin embargo, por paradójico que parezca, tanto unos como otros están de acuerdo en un punto fundamental, un punto, que resulta ser la base de ambas posturas: la fe y la razón son incompatibles.

Si el Corán es la Palabra de Dios indiscutible, ¿qué importa lo que los hombres puedan elucubrar, idear, argumentar? ¿Qué valor tiene la razón frente a la fe, conexión directa con Alah? Es indispensable llenarse de humildad y desprenderse de todo prejuicio humano para aceptar en toda su pureza el mensaje que Gabriel transmitió al profeta. Es más, quien intente contaminar nuestra religión con razonamientos mundanos, conceptos de filósofos infieles, paganos, sea expulsado de la comunidad.  ¡Razón y fe son incompatibles!

Para los racionalistas: si lo único seguro es que pienso, si el único saber que ha movido a la humanidad hacia el progreso es la ciencia experimental ¿qué son todas esas religiones contradictorias entre sí, de orígenes oscuros? ¿Qué es la fe sino un conocimiento infantil del conformista que no quiere descubrir la verdad por sí mismo? Librémonos de toda superstición y dejemos a la razón gobernar el mundo, llenarlo de luz, devolverle su gloria. ¡Razón y fe son incompatibles!

Es irónico que después de tantos años, tanto empeño por iluminar la sociedad, limpiarla de supersticiones, escribir enciclopedias, etc, al final la conclusión de los racionalistas haya sido la conclusión de los musulmanes. Todavía es más irónico pensar que un gordo fraile dominico medieval del siglo XIII, apodado por algún mal compañero como “el buey mudo”, desde su habitación en un monasterio de Italia había encontrado ya la solución al problema, la armonía en la contradicción, la luz entre las sombras.

Puede que la Edad Media no sea la más popular entre las edades. Es considerada por muchos como un momento de transición; un hueco entre los sabios griegos y los sabios franceses. Una cosa rara. Algo en el medio. Una larga espera llena de superstición, tinieblas, ignorancia. Me pregunto si las personas que así opinan son las mismas que opinan que una taza de retrete en un museo es tan valiosa obra de arte como la catedral de Notre Dame, o que un post de Facebook exige tanta preparación intelectual como un tratado escolástico sobre la Santísima Trinidad.

Pues resulta que este fraile había encontrado la solución al problema: credo ut intelligam, intellego ut credam (creo para entender, entiendo para creer). No fue el primero en escribir esto; las obras de San Anselmo y san Agustín le eran conocidas. Como dice Juan Pablo II, “la fe y la razón (Fides et ratio) son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad”.

Santo Tomás fue considerado un pagano por tratar de armonizar a Aristóteles con la teología católica, cuando buscó lo que de verdad había en la sabiduría griega, cuando encontró la huella de Dios donde Dios todavía no se había manifestado.

Él es quien se dio cuenta de que la fe y la razón no pueden ser algo muy distinto, ya que ambas se refieren a la misma realidad. Gracias a él los católicos no tenemos ningún miedo del desarrollo racional, científico, filosófico: no puede haber contradicción en la verdad. Lo que es un error lógico para la razón no puede ser aceptado por la fe. Por otro lado, allá donde no llega la razón, la fe la eleva e ilumina.

¡ que arda tu corazón!

Artículo enviado por un colaborador del blog.

 

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s