¿Qué salió mal después del Concilio Vaticano II?

untitled

A nadie le gustan los portadores de malas noticias, los “profetas de calamidades”. Hoy se lleva ignorar la realidad , creyendo que así desaparecerá.

Muchos dicen:” Ahora estamos muy bien. Si hubieras leído la historia de la Iglesia, sabrías por los problemas que ha pasado y mucho peores que estos que tenemos ahora “. Siempre me han sorprendido estos “razonamientos” en personas inteligentes. Cómo si un problema desapareciera porque ha habido problemas mayores, como si la quiebra de una empresa no importara, porque ya quebró varias veces en el pasado y eso nos eximiera de poner solución o por lo menos afrontar el problema.

Es verdad que es mucho más agradable estar con una persona “optimista” aunque ignora la realidad, que con un “pesimista” que nos haga ver los problemas reales.

Cuando veo a tantas personas, católicos comprometidos, que no ven lo que está ocurriendo, que ante la grave crisis que atraviesa la Iglesia, la niegan o se amparan en un falso providencialismo… Católicos que prefieren hablar de política antes que de los problemas que atraviesa nuestra madre la Iglesia, me planteo si realmente amamos a la Iglesia como decimos. Hoy en muchos sectores se piensa que afrontar lo que está ocurriendo y hablar de ello es  desunir y romper la paz. Olvidamos que la paz debe asentarse sobre la Verdad, sino es un timo, es una falsa paz, es pacifismo y eso no es cristiano.

También entiendo que no podemos estar hablando siempre de lo que está ocurriendo, pero eso es una cosa y otra cosa es no hablar nunca de ello y tachar de exagerados y obsesivos a aquellos que lo hacen.

Les pongo un enlace a propósito de estos comentarios. Al menos me consuela que hay muchas personas que ven, analizan y se preocupan por lo que está pasando.

Hoy Santa Catalina, hubiera sido censurada, incluso por los buenos, en aras de una unidad falsa, hoy a San Pablo le hubiéramos recetado uno de esos libros que circulan por ahí,  de “evangelizar sin levantar la voz”. Hoy a Santo Tomás le hubiéramos dicho que rompía la paz, al denunciar las herejía y los errores que perseguía.

Hoy en definitiva, hasta los buenos son políticamente correctos .

¡ que arda tu corazón!

 

NO SE OLVIDEN DE LEER ESTE POST:

https://dominusestblog.wordpress.com/2017/08/27/dejemos-de-fingir-algo-salio-mal-a-partir-del-vaticano-ii/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s