El Papado, el Papa, el Papanatismo (SABERLO Y TRANSMITIRLO)

El_Greco_-_Saint_Peter_-_WGA10621

 De todos los Apóstoles, Cristo escogió al Pedro impulsivo, maleable y sanguíneo. Chesterton lo explica mejor en Herejes:

 

Cuando Cristo en un momento simbólico estaba estableciendo su Iglesia, no escogió para su piedra angular ni al brillante Pablo, ni al místico Juan, sino un barajador, un afectado, un cobarde, en una palabra, un hombre. Y sobre esta piedra ha edificado Su Iglesia, y las puertas del Infierno no han prevalecido contra ella. Todos los imperios y los reinos han fracasado, debido a esta debilidad inherente y continua, que fueron fundados por hombres fuertes y sobre hombres fuertes. Pero esta entidad única, la histórica Iglesia cristiana, se fundó en un hombre débil, y por eso es indestructible. Porque ninguna cadena es más fuerte que su eslabón más débil.

Así como Dios exalta a los humildes y los débiles y levanta a los santos, así el poder de Dios resplandece a través de la debilidad de estos hombres. ¿Podría haber una prueba más de que esto es señal de la ayuda divina y de la indefectibilidad de la Iglesia?

Hoy les voy a resumir una entrada del blog del Padre Aberasturi. Es una entrada elocuente y clarificadora y que puede ayudarnos en nuestras luchas espirituales ante la situación de la Iglesia , que afecta tanto a la jerarquía como a los laicos.

 

Vamos primero con el “Papado”. El Papado es la Institución, es la Dignidad, es lo que encarna en sí mismo la “cualidad” de Papa, es la Misión, es el Oficio, es la Cabeza, es el “Vice-Cristo en la tierra” -como lo llamaba santa Catalina de Siena-, es la Primacía o el Primado… Todo ello dentro de la Iglesia y para servir a la Iglesia. El Papado es lo permanente. Lo instituye Jesús mismo -de institución “divina”Tú eres Pedro y sobre esta Piedra edificaré mi Iglesia” (Mt 16, 18).

Vamos ahora con el “Papa”. El Papa es la Persona que, cada vez que es históricamente necesario, sucede a Pedro: permanece la “Piedra” -siempre la misma-, siendo sucesivamente cambiante en el devenir histórico, la “Persona” -el Papa- que la encarna.

Pero no hay que confundir el “Papa” con el “Papado”. El Papa -cada Papa- “ejerce” el Papado, lo asume, pero “no lo es”.

No es lo mismoque el Papa  diga que, en tal escrito, solo pretende dar su opinión y no definir ninguna doctrina; como no es lo mismo que hable “ex cathedra” .En unos casos, la obediencia- es total y absoluto; en los demás casos no es así, y el Papa mismo respeta nuestra libertad de hijos de Dios en su Iglesia, que Cristo mismo nos ha ganado.

Libertad de hijos de Dios, incluso para opinar en su contra si hiciese falta. Es la libertad santa de Pablo frente a Pedro, en Antioquía (cf. Ga 2, 11-16) al que resistió en su misma cara porque se había hecho reprobable.  Es la misma libertad de Cardenales y obispos para entrarle a lo que ha dicho o escrito el Papa si creen en conciencia, que deben elevar una consulta. Es la misma libertad de los fieles laicos ,ante algunas cuestiones de la “Amoris laetitia” que ha levantado tantísima polvareda, y no por gusto de levantar polvo, o de tirar contra el Papa, sino porque el tema lo ha exigido.

Yo mismo escribí hace meses que habrá en la Iglesia Católica un ANTES y un DESPUÉS de la Amoris laetitia. Y lo está habiendo, y mucho antes de lo que yo pensaba.

Todo esto hay que tenerlo muy claro porque, en caso contrario, aplaudir por aplaudir -aplaudir hasta con los pies- aunque no se sepa bien o no se entienda bien lo que ha dicho o escrito el Papa, sin más criterio que “es que lo ha dicho -hecho, escrito- el Papa”, exactamente eso es, en mi opinión, un DESCRITERIO; y no le hace ningún servicio al Papa, ni a la Iglesia, ni a las almas, porque se antepone el Papa al Papado.  Y es una aberración.

Como no le hace ningún bien, al mismo Papa en primer lugar, que se diga, por ejemplo, que un texto “es magisterial” cuando él mismo ha escrito exactamente lo contrario: que ni lo es ni lo ha pretendido. Como tampoco le hace ningún servicio dar, por ejemplo, unas clases sobre la “Amoris laetitia”, OCULTANDO a la gente los puntos conflictivos -que los tiene-, y presentar esas clases como “lo que es” y da de sí esa Exhortación apostólica: tal postura ni siquiera es honrada intelectualmente hablando. Tampoco moralmente.

Esa postura es lo que llamo el “Papanatismo”, tercer punto del título. Papanatismo que el Diccionario de la Lengua Española define como: “actitud que consiste en admirar algo o a alguien de manera excesiva, simple o poco crítica”.

El “Papanatismo” es renunciar a la racionalidad y, por tanto, a la libertad, Y en el tema que nos ocupa -tema de una trascendencia que fácilmente se nos puede escapar- es MORALMENTE INSANO

Y “que cada palo aguante su vela”, como dice la sabiduría popular, que se engaña muy pocas veces.

Recomendamos leer el artículo completo.

Gracias Padre Aberasturi.

¡Que arda tu corazón!

http://infocatolica.com/blog/nonmeavoluntas.php/1611261005-el-papado-el-papa-el-papanati

https://dominusestblog.wordpress.com/2017/08/11/levantemos-nuestras-copas-por-los-malos-papas-y-algunas-oraciones-muy-necesarias-tambien/

Les dejo también un video en el que el famoso evangelizador católico Michael Voris, nos lo explica con claridad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s